El vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha entendido el «malestar» del sector hostelero ante las restricciones en zonas en nivel 3 como Guadalajara o Cuenca capital, pero les ha pedido comprensión porque el objetivo es «anteponer la salud de los ciudadanos».

«Tenemos que priorizar la salud del conjunto de la ciudadanía y bajar cuanto antes los índices de incidencia que en Guadalajara son muy elevadas. No podemos poner en riesgo la situación del sistema hospitalario», ha afirmado Guijarro a preguntas de los medios en rueda de prensa después de reunirse con el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez.



Guijarro ha mostrado su empatía con estos sectores, que están sufriendo un nivel de restricciones mayor, por estar muy vinculados con las relaciones sociales.

Esta misma semana la Federación Regional de Empresarios de Hostelería y Turismo de Castilla-La Mancha solicitaba dos encuentros al Gobierno autonómico, tras aplicar, a su juicio, «cambios de criterio» en restricciones que les afectaba negativamente. Asimismo, para este domingo hay convocada una caravana por parte del empresariado de la provincia de Guadalajara.

LEY DESPOBLACIÓN



De otro lado, preguntado por las propuestas a la ley de la despoblación por parte de los grupos parlamentarios en sus enmiendas, ha puesto a disposición los servicios de la Vicepresidencia autonómica para buscar alternativas para que los partidos puedan sentirse «cómodos».

«La voluntad del Gobierno es que el proyecto de ley se apruebe con el máximo consenso posible. Tiene medidas que se tienen que implantar en el medio y largo plazo y no pueden estar pendientes de vaivenes electorales», ha aseverado Guijarro.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre