El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado un gasto de 10 millones de euros para seguir adquiriendo material sanitario de cara a atajar la crisis sanitaria y afrontar la campaña de vacunación, compra distribuida en 18 paquetes que incluyen la adquisición de un millón de jeringuillas, seis arcones congeladores, cajas isotérmicas y hielo seco para conservar las vacunas.

Dentro de esta compra se incluyen suministros y materiales para la detección del virus, como placas reactivas; a lo que ha sumado distinto material como 50 millones de guantes o dos millones de mascarillas FFP2, según ha informado la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, en rueda de prensa.



Medio centenar de desfibriladores, 820 portátiles y 1.300 ordenadores personales destinados a los equipos de rastreo completan esta compra, que hace que la región haya desembolsado ya un gasto equivalente al 1,36% de su PIB.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre