El Gobierno regional continúa trabajando en la redacción y tramitación de la Ley de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, una norma para trabajar en la prevención, el reconocimiento y la potenciación de todos los valores positivos de la diversidad, y para atender las situaciones de discriminación que se puedan dar.

Así lo ha explicado la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, durante su intervención en la sesión de clausura de las Jornadas de la UNED ‘Policía, LGTBI, Derechos’ 2021 que se está celebrando esta mañana, ha informado la Junta en nota de prensa.



La consejera de Igualdad ha añadido que el texto que se está elaborando tocará todos los ámbitos, desde la sanidad y la educación al bienestar social, la protección ciudadana, la cultura, el deporte, el medio rural, la comunicación o la formación.

Además, ha explicado, la ley «estará muy adaptada a la realidad de Castilla-La Mancha», que tiene hechos diferenciales respecto a otros territorios como la ruralidad con el fin de dar respuesta a hechos como sexilio, «un fenómeno lamentable que queremos combatir».



En cuanto a los instrumentos que contempla la ley, Blanca Fernández ha enumerado algunos de ellos como el Servicio de Atención y Asesoramiento a las personas LGBTI, un servicio integral que dé atención individual a personas y familias LGTBI desde el ámbito jurídico, social, y psicológico-sexológico, pero que también trabaje en materia de sensibilización.

PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS Y RECONOCIMIENTO A LA DIVERSIDAD

En su intervención, Blanca Fernández ha insistido en dos cuestiones: por un lado, la necesidad de seguir trabajando en la protección de los derechos humanos, en particular los de las personas LGTBI que siguen sufriendo situaciones de discriminación y agresiones de diferente tipo.



Por otro, en la necesidad de reconocer la diversidad porque, tal como ha indicado, «buena parte de la riqueza humana se debe a la diversidad, por esta razón, su reconocimiento y valoración enriquece tanto a las personas de manera individual, como a toda la sociedad».

Por todo ello, se ha mostrado convencida de que esta ley «nos va a convertir en una sociedad mejor» en la medida que vendrá a garantizar derechos y proteger a personas que continúan sufriendo situaciones de discriminación y vulneración de sus derechos.



Este camino comenzó en la legislatura anterior con medidas como la puesta en marcha del Protocolo de prevención de acoso escolar por situaciones de LGTBIfobia, el Protocolo de actuación con menores trans, o la creación de la Unidad Multidisciplinar de atención a personas trans ubicada en el Hospital Virgen de la Salud de Cuenca.

Para finalizar, Blanca Fernández ha hecho un reconocimiento expreso al colectivo y las entidades LGBTI de la región que, de la mano del Gobierno «están haciendo un trabajo serio, responsable, y muy apegado a la realidad de Castilla-La Mancha que conocen y viven».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre