La Consejería de Sanidad manejará el próximo 2021 un presupuesto de 3.715 millones, lo que supone un incremento de 695 millones con respecto a este 2020. Del volumen total de fondos que el Gobierno regional destinará el próximo ejercicio a este apartado destaca la partida de infraestructuras, que alcanza los 229 millones, una cantidad «histórica» pues gana 127 con respecto al actual ejercicio, a fin de impulsar sobre todo las obras hospitalarias y en 40 centros de Atención Primaria.

Así lo ha indicado el titular de la Consejería, Jesús Fernández Sanz, que ha comparecido este lunes en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales para diseccionar las cuentas de su departamento para el próximo ejercicio, donde ha enfatizado, como novedades, la incorporación en el plan de vacunación regional de la inmunización frente al Virus del Papiloma Humano de nueve serotipos –en la actualidad combate cuatro–, así como el presupuesto destinado a material de laboratorio y reactivos para 2021, que asciende a 1.200.000 euros, con un incremento pues de 400.000 euros que servirán para garantizar la acreditación de los laboratorios de salud pública.



Además de contemplar la realización de tres nuevas pruebas en el cribado neonatal, en 2021 se impulsará la creación de un laboratorio regional de referencia en Salud Pública y comunitaria, que se ubicará en Talavera de la Reina. También ha avanzado un concurso para la apertura de nuevas oficinas de farmacia, algo que no se realiza desde 2007.

En cuanto a los 229 millones destinados a infraestructuras, ha explicado que el grueso de estas inversiones se concentra en las obras hospitalarias, con más de cien millones de euros, que permitirán avanzar en los trabajos ya en marcha de los hospitales de Cuenca y Guadalajara; iniciar en próximas fechas las de Albacete y a finales de 2021, las de Puertollano. Además, se destinarán cerca de 25 millones de euros a más de 40 obras en centros de salud, consultorios locales y helisuperficies.

Ha reparado, de igual modo, en la inversión en equipamiento, que incluye la alta tecnología, y que alcanzará el próximo año cerca de 84 millones de euros, para seguir equipando al nuevo Hospital Universitario de Toledo, y las de los hospitales de Guadalajara y Albacete. A ello se suman cerca de 18 millones de euros a adquirir nuevo equipamiento de alta tecnología sanitaria, a fin de reducir la obsolescencia del parque tecnológico.

RECURSOS HUMANOS



En materia de recursos humanos, en 2021 además de consolidar la plantilla con los refuerzos contratados con ocasión de la lucha contra la pandemia, el consejero ha hablado de 500 nuevas plazas para dar cobertura a la progresiva apertura del Hospital Universitario de Toledo. Prevé también crear los puestos necesarios en Atención Primaria para conseguir que todos los cupos de Medicina de Familia y de Enfermería estén por debajo de las dos mil tarjetas sanitarias. Para ello, se van a desarrollar Ofertas Públicas de Empleo de 2017 y 2018 y, en las próximas semanas, se negociará con los representantes de los trabajadores en la Mesa Sectorial la OPE de 2020.

ASISTENCIA SANITARIA

Desarrollar la interconsulta virtual entre niveles asistenciales en Atención Primaria y extender la Cita-Web para atención hospitalaria dentro del conjunto de la región, son otras de las previsiones para el 2021, año en el que se consolidará la Unidad de Media Estancia de Talavera de la Reina y se llevará a efecto la Integración de Servicios Asistenciales de la Diputación de Ciudad Real, en concreto el antiguo Hospital psiquiátrico de la Diputación.

De igual modo, ha avanzado el programa de Hospitalización Domiciliaria para personas con trastorno mental grave, que reúnan criterios clínicos y manifiesten preferencia por esta alternativa a la hospitalización convencional.



Por último, el titular regional de Sanidad ha recordado que Toledo contará con un nuevo dispositivo residencial que se ubicará en el llamado Hospitalito del Rey, asegurando que en fechas próximas se iniciarán las obras de remodelación. También ha anunciado que este viernes se inaugurará el Centro de Salud de Santa Bárbara.

«Seguir batallando contra el COVID-19 y hacer todo posible para que en el menor tiempo desaparezca de nuestras vidas; seguir consolidando, a pesar de la actual situación, la sanidad pública y universal; y continuar invirtiendo en infraestructuras sanitarias, tecnológicas, de diagnóstico y de información» son las tres premisas principales que según ha terminado concluyendo, se ha marcado Fernández Sanz de cara el 2021.

CS: LA TARDANZA DE LA INVERSIÓN EN INFRAESTRUCTURAS

Ha arrancado la intervención de los grupos la diputada de Ciudadanos, Úrsula López, que pese a asegurar que su formación hubiera tenido «más vocación de proteger a los castellanomanchegos», ha tildado de «razonables» los 229 millones destinados a infraestructuras, aunque ha lamentado la «guerra política injustificada» de PSOE y PP respecto a las instalaciones hospitalarias o el «abandono sistémico de la Atención Primaria, la dejadez de los centros rurales o maltrato al que se somete a los sanitarios».

Dicho esto, se ha congratulado de que las cuentas del próximo ejercicio contemplen la inversión en hospitales, en mejora tecnológica, en mejorar las pruebas diagnósticas que se realizan en Atención Primaria o en crear un reconocimiento para los profesionales que han trabajo estos meses de pandemia y dignificar su profesión. Todas estas cuestiones, ha recordado, forman parte del acuerdo por la recuperación de la región suscrito por su formación con el Gobierno y el PSOE. De ahí que, ha advertido, Ciudadanos vaya a controlar su cumplimiento.

No obstante, Lopez ha afeado al Ejecutivo el aumento del gasto en altos cargos, pues cree que «no es el momento», así como el medio millón de euros que el departamento que dirige Fernández Sanz volverá a destinar a RTVCM, «que ya recibe 30 millones anuales», para un canal salud. «Esta doble financiación no tiene sentido», ha terminado criticando.

CUENTAS QUE DAN LA ESPALDA A LA SOCIEDAD

Mientras, el diputado del PP Juan Manuel Moreno Moya ha afeado a Fernández Sanz, además de ausencia en el Parlamento regional para dar cuenta de su gestión en pandemia, que las cuentas elaboradas estén «hechas de espaldas a la sociedad civil y a los profesionales de la sanidad, que necesita de gobernantes responsables».

Y es que Moreno Moya ha centrado buena parte de su intervención en criticar el «desastroso» proceder el Ejecutivo a la hora de enfrentar el COVID-19, lamentando que todas las direcciones generales de Sanidad se han mostrado «superadas». «Esto nos lleva a preguntarnos por la utilidad de tanta dirección general cuyos responsables ven aumentados sus emolumentos».

«Dicen que han usado más fondos que el resto de comunidades pero no han frenado la expansión del virus», ha manifestado el parlamentario del PP que, al igual que la parlamentaria de Ciudadanos, ha reprochado al Ejecutivo regional que vuelva a destinar 500.000 euros a RTVCM para un canal salud, dinero que «ha hecho más falta para lucha contra COVID».

De ahí que haya concluido que las cuentas para el 2021 diseñadas por el Ejecutivo regional son «reiterativas» y lejos de atender las demandas de los profesionales de la sanidad, «presupuestan lo mismo que en años anteriores y que, finalmente no ejecutan». Por ello, ha alertado de que no solucionarán «los graves problemas que presenta la región».

Diferente visión ha manifestado el parlamentario socialista Ángel Tomás Godoy que, además de alabar al gestión que el Ejecutivo regional ha hecho durante la pandemia, ha destacado la partida dedicada a vacunación o los 229 millones que destinará en infraestructuras sanitarias.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre