La campaña ‘¡Sin un Sí, es No!’ para la prevención de la violación en cita y desarrollada por el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha en 2016, llegó el pasado año 2020 a un total de 533 jóvenes -253 mujeres y 280 hombres- y 83 profesionales de la región pertenecientes a hogares de protección a la infancia y centros para la ejecución de medidas judiciales de la Comunidad Autónoma.

Así lo ha puesto de manifiesto este viernes la directora del Instituto de la Mujer, Pilar Callado, durante su comparecencia en la Comisión de las Cortes para dar cuenta de esta campaña que, según ha señalado, debido a la crisis del coronavirus tuvo que redirigirse a estos hogares y centros y no a las fiestas locales como se había hecho en 2019.



La campaña, que ha sido financiada con fondos del Pacto de Estado contra la violencia de género y ha contado con un presupuesto de 72.237 euros, ha tenido tres ejes fundamentales basados en la sensibilización y concienciación sobre la violencia de género, empoderar a las jóvenes y adolescentes y proyectar visiones de la masculinidad positivas e igualitarias.

Asimismo, ha proseguido Callado, se ha marcado como objetivo concienciar a las mujeres y a los profesionales sobre la necesidad de las relaciones igualitarias mediante el análisis de roles de género impuestos sobre hombres y mujeres, eliminar estereotipos, trabajar actitudes que favorezcan situaciones igualitarias o reconocer indicadores de riesgo de violencia de género en todas sus formas.



El otro objetivo es el de prevenir situaciones de violencia sexual en general y en las primeras citas en particular, para lo que se ha trabajado con todo tipo de violencia sexual, se han facilitado herramientas para la prevención de la violación en cita y se ha informado de los recursos más cercanos a los que se puede acudir para recibir apoyo y asesoramiento.

Para ello se ha trabajado con tres grupos de población, como son los menores de 14 años, mayores de 14 años y los equipos profesionales de los hogares de protección a la infancia y centros para la ejecución de medidas judiciales de la Comunidad Autónoma.

CONCLUSIONES



A modo de conclusiones, la directora del Instituto de la Mujer ha señalado que el 70 por ciento de los menores participantes ha reconocido poder cambiar alguna actitud no igualitaria y el 88 por ciento haber incrementado sus conocimientos sobre violencia de género.

Del mismo modo, el 95 por ciento de los participantes reconoce que tras las actividades realizadas distinguen las diferencias de una violación en cita frente a otras agresiones sexuales o que el 87 por ciento de los mayores de 14 años han reconocido estar más informados tras las actividades.



Callado ha agregado, en cuanto a los profesionales que han participado en la campaña, que el 96 por ciento de los mismos ha considerado la información recibida como muy útil y que el 90 por ciento la han valorado muy positivamente.

Datos todos ellos que, según ha afirmado, subrayan la necesidad de continuar realizando acciones de sensibilización de este tipo en materia de igualdad de género y prevención de la violencia machista, trabajando tanto con niños como adolescentes, docentes y profesionales.

GRUPOS POLÍTICOS



Desde los grupos políticos, la diputada de Ciudadanos Úrsula López ha instado al Instituto de la Mujer a reivindicar el papel de la mujer dentro de la Administración regional, echando en falta que no se hable de la brecha de género en la misma. «Hagan que el trabajo de las mujeres sea visible», ha añadido.

De su lado, la diputada ‘popular’ María Roldán ha afeado a la directora del Instituto de la Mujer los datos «de brocha gorda» que ha dado y ha señalado que hay que poner el objetivo en otro tipo de cuestiones como facilitar la creación de oportunidades laborales para las mujeres.



Por último, la parlamentaria socialista Charo García Saco, que ha calificado la campaña ‘¡Sin un Sí, es No!’ como «pionera», ha pedido tanto a Cs como al PP más «seriedad y rigor» lamentando que no hayan hablado de esta acción de la Junta. «Esta campaña es un acierto porque si no se trabaja con los jóvenes las conductas se repiten», ha zanjado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre