La Junta de Castilla-La Mancha ha incorporado 93 nuevos vehículos a la empresa pública Geacam para hacer «más cómoda» la presente campaña de extinción de incendios forestales, para lo que ha hecho una inversión de más de 6,2 millones de euros.

Así lo ha puesto de manifiesto el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, quien ha asegurado que estos nuevos vehículos servirán «para mejorar y hacer más cómodos los trabajos en materia de prevención de incendios».

Cada coche cuenta con 9 plazas, y se han presentado este miércoles en Cuenca, donde reside la sede social de Geacam, una empresa que «aunque algunos quisieron extinguirla, desde el Gobierno de García-Page hemos querido rescatar y consolidar».

De esta forma, para Escudero «Geacam merece mejores recursos y por eso estas 93 nuevas furgonetas vendrán a mejorar las condiciones de trabajo, la seguridad y la comodidad de quienes trabajan en conservar nuestro patrimonio natural».

Estos vehículos se han adquirido en forma de renting, y mejorarán en aspectos medioambientales, ya que van a permitir un menor consumo de combustible y reducir las emisiones de CO2.

Además, Escudero ha enfatizado que para esta campaña se han destinado un total de 51 millones de euros y se «ha logrado» consolidar un dispositivo de cerca de 3.000 personas, «lo que evidencia el compromiso de este gobierno de Castilla-La Mancha».

NUEVO MODELO DE LUCHA CONTRA LOS INCENDIOS FORESTALES

Con todas estas mejoras, Escudero ha asegurado que se ha puesto en marcha «un nuevo modelo en la lucha contra los incendios que nos permite ser más eficientes». De este modo, se ha cerrado el primer mes de campaña con 1.200 hectáreas más en materia de prevención que el año pasado, «lo que demuestra que este modelo es eficiente».

Además, durante este primer mes se han reducido en un 17% los conatos de incendios forestales, siendo en su mayoría en pastos, por lo que no se ha visto afectada la masa forestal de la región.

El número de conatos a nivel regional hasta el momento ha sido de 200, por lo que se ha producido esa reducción del 17% respecto al año anterior.

«Ojalá esta sea la tónica hasta que concluya la campaña», ha esperado el consejero, quien ha pedido a la ciudadanía que les eche una mano «y cuando salga al medio natural tome todas las precauciones oportunas».

«El 90% de los incendios se producen por negligencias humanas, y el 40% son evitables», ha subrayado Escudero. «Si todos ponemos nuestro granito se lo vamos a poner más fácil a estos trabajadores que se juegan su vida para preservar nuestro patrimonio natural», ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here