Castilla-La Mancha y Castilla y León han acordado cerrarse perimetralmente hasta el día 9 de noviembre, extremo adoptado tras la reunión mantenida en Ávila por los tres presidentes autonómicos, Emiliano García-Page, Alfonso Fernández Mañueco e Isabel Díaz Ayuso respectivamente, una cita tras la que la líder madrileña se ha limitado a aceptar estudiar el cierre «por días».

Primero era el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien anunciaba en rueda de prensa tras la reunión el cierre perimetral de Castilla y León a partir del viernes, 30 de octubre, a partir de las 14.00 horas.


Bogas Bus

El presidente de la Junta ha significado el «paso al frente» que han dado las tres autonomías, que han realizado un trabajo «coordinado» y que pone «en valor» la España de las autonomías. «El objetivo es muy claro y el virus no entiende ni de fronteras, ni de colores políticos, ni ideologías. Apostamos por sumar, por proteger la vida y la salud de las personas», ha subrayado.

Mañueco ha recordado que la pandemia crece de manera «exponencial» tanto en la Comunidad como en España. «Nos encontramos en riesgo extremo, aumentan los contagios, la ocupación hospitalaria, los fallecimientos y la carga de trabajo sanitarios. Y hay que tomar medidas drásticas, pero proporcionadas», ha continuado.

De ahí que los tres presidentes estén hoy dando un «paso al frente» en defensa de las personas de las tres autonomías y también del país, ha explicado en su alocución.


Bodega Virgen de las Viñas

Por ello, ha avanzado, con «firmeza», bajo la «experiencia de los expertos y el trabajo de los políticos» ha anunciado que firmará el acuerdo del cierre perimetral de Castilla y León desde el viernes 30, a las 14.00 horas hasta el 9 de noviembre, también a esa misma hora, fecha en la que termina el primer periodo del Estado de alarma.

«Se restringe así la entrada y salida de personas de Castilla y León salvo los casos justificados establecidos en el propio decreto de Estado de alarma», ha explicado si bien ha matizado que se podrá atravesar la Comunidad autónoma siempre que haya origen y destino fuera de la misma.

PAGE FIRMARÁ EL DECRETO ESTE JUEVES


Bodega Virgen de las Viñas

De su lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, segundo en tomar la palabra, ha dicho que se tomará la misma decisión «con alguna diferencia» en cuanto a horarios. «Noviembre es un mes diferente, es temporada baja a muchos efectos, y por tanto es un mes en el que podemos estar a tiempo de tomar decisiones para que la temporada alta de diciembre se pueda hacer con más normalidad», ha dicho García-Page.

Ha explicado que este jueves firmará el decreto que permite el cierre perimetral, esperando que los próximos 15 días permitan «combatir la curva».

«Tenemos dos puentes en concretos, y muy particularmente, el del 1 de noviembre que significan una movilidad de cientos de miles de personas», ha comentado García-Page, quien ha reconocido que «es dolorosísimo hacer una restricción sobre alguien que quiere visitar la tumba de un familiar, pero es dolorosísimo todo lo que nos está tocando hacer en esta triste pandemia, ha manifestado.

Dicho esto, ha apuntado que le «asusta» esta movilidad no solo porque se pueda producir contagio, sino porque todos los territorios tienen un sistema de rastreo con cientos de personas trabajando que de alguna manera «ya le han cogido la medida a su población».

Ha aprovechado esta contexto para abogar por que las comunidades autónomas lleguen a algún tipo de acuerdo con el Estado para que, antes de que cada región tome decisiones, haya como mínimo un sistema de consulta multilateral.

Así, ha calificado de «ejercicio saludable» la reunión de este miércoles porque las tres comunidades, antes de tomar decisiones, están hablando primero. «La coordinación es determinante», ha enfatizado García-Page.


DO La Mancha 700×200

Asimismo, ha dicho que los tres presidentes han afrontado esta reunión con el sentimiento de humildad porque hasta que no haya vacuna habrá que convivir con el virus. «Prefiero asumir la crítica y la responsabilidad por pasarme de prudente que no tomar medidas».

«Todo lo que hacemos es incómodo», ha reconocido el presidente regional, «cualquier tipo de restricción es una molestia», por eso desde «esa humildad y esa incomodidad» opina que hay que adoptar medidas y, «si es posible, mejor hablando».


Advertisement

«Nosotros estamos decididos a que las decisiones aunque tengan matices» en cada uno de los territorios «al menos se dialoguen», ha afirmado García-Page.

AYUSO ESCRIBIRÁ A SÁNCHEZ

La líder del Ejecutivo de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, era la encargada de cerrar el turno de intervenciones, y ha asegurado que ahora «se abre un nuevo escenario donde Madrid pondrá todo de su parte» en busca de una mejor coordinación.


Advertisement

«Soy consciente de que va a haber muchos desplazamientos. Entiendo a los presidentes –de Castilla y León y Castilla-La Mancha–, pero tengo que defender las medidas de la Comunidad de Madrid, que funcionaban», ha asegurado. Con todo, ha aseverado que propondrá al Gobierno que permitan cerrar comunidades autónomas «por días».

En concreto, ha dicho que pedirá hoy mismo por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se puedan cerrar perimetralmente «por días» las comunidades autónomas, ya que ella apuesta por medidas «más quirúrgicas», y su Gobierno asegura que se dejará abierta la región si no se acepta su petición.

La jefa del Ejecutivo autonómico ha abogado así por buscar «una solución intermedia» de cara al puente de Todos los Santos. Ayuso ha explicado que enviaría una misiva justo al salir de la comparecencia porque es este jueves cuando se debate la prorroga del estado de alarma en el Congreso de los Diputados.

«Le voy a pedir que perimetremos las comunidades autónomas, al menos en el caso de la Comunidad de Madrid, por días», ha trasladado, al tiempo en el que ha cuestionado quién ha decidido que en el decreto del Gobierno se establezcan los cierres para siete días. A su parecer, eso no se apoya «en ningún caso en parámetros sanitarios». Fuentes del Gobierno regional han asegurado que sí no se acepta su propuesta, Madrid no se cerrará.

La dirigente madrileña ha hecho hincapié en que en el puente de Todos los Santos suele haber seis millones de desplazamientos en todo el país, de los que un millón corresponden a los madrileños, pero ha hecho hincapié en que tener perimetrada la Comunidad no es algo que sus técnicos sanitarios crean que funcione. «No tenemos un dato concreto que nos asegure que perimetrar toda sirve. No tenemos ningún dato sanitario», ha subrayado. De hecho, ha incidido en que hay «muchas voces que están en desacuerdo con los perímetros a lo grande» e incluso que creen que «cuanto más pequeños mejor».

Ayuso ha recalcado que «tener que estar perimetrando, cerrando comunidades por siete, catorce, por largas temporadas, sin saber los daños colaterales que eso provoca» la lleva al discurso «quirúrgico». La presidenta cree que es necesario «ir al foco de los problemas e ir poniendo sobre la mesa medidas sensatas».

«Soy consciente de que va a haber muchos desplazamientos en este puente. No va a ser como en otros años, pero los hay, y yo tengo un compromiso con Castilla-La Mancha y Castilla y León, y entiendo a todos los ciudadanos que necesitan saber en qué escenario moverse. A su vez tengo que defender las medidas que ha puesto la Comunidad hasta ahora, porque funcionaban», ha declarado.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre