La Fundación Eurocaja Rural ha entregado a Cáritas Diocesana de Toledo un cheque valorado en 11.043 euros correspondiente a la recaudación obtenida en la última prueba celebrada en Toledo el pasado 28 de junio con motivo de la Carrera Virtual Solidaria.

El acto de entrega del cheque ha tenido lugar en el Salón de Concilios del Arzobispado de Toledo y ha contado con la participación del presidente de Eurocaja Rural y su Fundación, Javier López Martín, y el Arzobispo de Toledo y Primado de España, Francisco Cerro Chaves, en presencia del secretario general de Cáritas Diocesana de Toledo, Javier García-Cabañas Araque, y el director de la División de Relaciones Institucionales de la entidad financiera, Miguel Ángel Escalante Pinel.


Vinicola Inline

Esta donación parte de la iniciativa solidaria emprendida por la Fundación Eurocaja Rural, en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía, de realizar ocho pruebas por todo el ámbito de actuación donde opera la entidad financiera para apoyar a asociaciones del tercer sector en su lucha contra los efectos del coronavirus en los colectivos más vulnerables.

Un total de 4.759 personas realizaron la preceptiva inscripción a las ocho pruebas programadas en Guadalajara, Cuenca, Ávila, Comunidad Valenciana, Ciudad Real, Madrid, Albacete y Toledo desde el 24 de mayo al 28 de junio, demostrando su sensibilidad con las diversas entidades beneficiarias: Cáritas, Banco de Alimentos y Acción Sierra Norte.

Valoración de las partes

El presidente de la Fundación Eurocaja Rural agradeció durante el acto el compromiso activo de todos los participantes, así como el amplio respaldo mostrado por Administraciones Públicas, colectivos empresariales, sector primario, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el centenar de empresas colaboradoras que implicaron en esta iniciativa. Gracias a la labor de todos, se lograron finalmente recaudar 46.440 euros.


Bogas Bus
DO La Mancha 700×200

Igualmente, felicitó a Cáritas por la fructífera labor que desarrolla contra la pobreza y la exclusión, así como por la dedicación que responsables y voluntarios ofrecen ayudando al prójimo con espíritu responsable, empatía y energía.

«Con esta entrega, mostramos nuestro brazo más solidario, nuestro compromiso con los más necesitados, y para ellos organizamos desde nuestra Fundación esa magnífica carrera que este ejercicio han sido ocho carreras virtuales. En Toledo el beneficiario ha sido Cáritas y el éxito nos desbordó a todos. Hemos estado a la altura de cuál es la situación actual y mostrando ese compromiso y esa responsabilidad de los trabajadores y de todos los que han participado en la Carrera Virtual Solidaria. Este beneficio llega a los más necesitados a través de Cáritas, con la que mantenemos una tremenda y magnífica relación. Saben que pueden contar con nosotros, estando muy pendiente de las necesidades que surjan en nuestro alrededor».

Por su parte, el Arzobispo agradeció a la Fundación Eurocaja Rural y todos los participantes y colaboradores su generosidad y sensibilidad con las personas más desfavorecidas, y subrayó la mano tendida que siempre proporciona la entidad sin ánimo de lucro a Cáritas por solventar los requerimientos sociales de su entorno, con especial incidencia en los colectivos más vulnerables.



«En esta situación que vivimos de pandemia, de crisis económica generalizada, Cáritas sigue ofertando todas sus fuerzas y su capacidad de ayudar. En este sentido, hay muchas instituciones, como Eurocaja Rural, que ayudan a la Iglesia, a través de Cáritas, a cumplir esta misión. Nosotros no podemos dejar a los pobres solos, a la gente necesitada. Tenemos que seguir haciendo esta magnífica labor que hace Cáritas».

Por último, el secretario general de Cáritas indicó que «esta ayuda va a ir destinada al Proyecto Cor IESU, red de economatos, proyecto promovido por don Francisco, nuestro arzobispo, para canalizar la ayuda de alimentos de la forma como hace la Iglesia las cosas: entregando con dignidad los alimentos y acompañando en la vida de las personas. Sabemos que es una situación difícil, pero queremos que las personas empobrecidas no sean estigmatizadas por su situación de pobreza, y que de una forma muy discreta acudan a los economatos, pudiendo elegir la comida y productos que necesitan para su familia. Desde Cáritas Diocesana de Toledo damos las gracias a Eurocaja Rural por su compromiso y su ayuda por los más necesitados».


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre