El secretario general de UGT Castilla La Mancha, Carlos Pedrosa, ha pedido este martes a la Junta de Comunidades una reunión «inminente» para tomar medidas ante las «incesantes averías, retrasos y accidentes» de la línea de tren convencional Madrid-Extremadura a su paso por Toledo.

Este llamamiento se produce después del descarrilamiento de la semana pasada en Torrijos, ocasionado por un sabotaje según la empresa, y después de que este lunes ocurrieran otros dos incidentes en las inmediaciones de Talavera ocasionando el traslado de 40 pasajeros en autobuses hasta Madrid.



«El tren Madrid-Extremadura es un servicio público, lo usan trabajadores y gente que tiene que trasladarse por asuntos sanitarios, dar un servicio con semejantes retrasos y averías es privarles de sus derechos fundamentales», ha afirmado Pedrosa.

UGT Castilla-La Mancha considera además que actualmente las administraciones no han diseñado ningún plan de actuación para solucionar el problema ni a corto ni mucho menos a largo plazo: «No basta con decir que los Presupuestos Generales del Estado lo solucionarán todo si no se han sentado a analizar cuáles son las necesidades del territorio», ha asegurado Pedrosa.

Por eso, para UGT es imprescindible que la reunión entre sindicatos, ayuntamientos y empresarios se lleve a cabo cuando antes. Al mismo tiempo, el sindicato cree necesario exigir responsabilidades y no descarta ninguna vía a la que recurrir por todo lo ocurrido con este servicio público desde hace 40 años. «Poner en peligro la seguridad y las oportunidades de la gente no puede salir gratis», ha afirmado el secretario general.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre