El Proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2021 ha quedado listo para ir a pleno tras el debate de las 280 enmiendas que se ha sustanciado durante dos días en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes, de las que finalmente se han aprobado -y por tanto incluidas en el texto- un total de 18, tres de ellas por unanimidad.

Una de esas enmiendas ha sido la que congela los sueldos de los funcionarios y altos cargos, que ha logrado los votos de Partido Popular y Cs. La enmienda socialista para acometer nuevas infraestructuras educativas en Velada (Toledo) y Las Pedroñeras (Cuenca) también ha contado con el apoyo de Cs y la abstención del PP. Las nueve enmiendas restantes de los socialistas se han aprobado con los votos de su grupo, la abstención de Cs y el rechazo del PP.



Las otras dos enmiendas que han contado con el apoyo unánime de los tres grupos ha sido las dos de la formación naranja relativas a la creación de un Banco de Leche Materna regional -tras ser transadas por los socialistas- y la que apostaba por la formación en el tratamiento de la muerte perinatal.

Igualmente, han salido adelante -tras ser transadas por el PSOE- las enmiendas de Cs que piden aplicar a los fondos del plan Next Generation EU el mismo nivel vinculación que al resto de fondos europeos, y 500.000 euros para la remodelación y mejora de la estación de autobuses de Guadalajara, así como incrementar los fondos destinados a la Atención Primaria y crear un servicio integral de carácter regional de Cuidados Paliativos Pediátricos.



Dos de las enmiendas presentadas por Cs –sobre la congelación del régimen retributivo de los miembros del Gobierno y los órganos de la Administración así como el de los asesores y personal eventual– también han logrado el apoyo del PP, aunque no han salido adelante al ser rechazadas por los socialistas, como ha ocurrido con el resto de las de la formación naranja –102– que han contado con la abstención del PP.

Igual suerte han corrido la totalidad de las 160 enmiendas presentadas por el Grupo Popular al texto, rechazadas con los votos en contra del Grupo Socialista y la abstención de Ciudadanos.



De esta forma, todas las que se han rechazado -262- permanecerán vivas para su debate en el pleno que previsiblemente dejará aprobadas las cuentas regionales, que está previsto que se celebre la próxima semana y donde el defensor del dictamen será el diputado socialista Fernando Mora.

El debate sustanciado estos días se ha dividido en nueve bloques, de tal manera que mientras el lunes los parlamentarios han podido debatir sobre el texto del articulado y Hacienda y Administraciones Públicas; Presidencia e Instituto de la Mujer; Fomento; Educación, Cultura y Deportes; Economía, Empresas y Empleo; Agricultura, Agua y Desarrollo Rural; y Desarrollo Sostenible; este martes se ha centrado en Sanidad y Sescam y en Bienestar Social.

SANIDAD



Así, dentro del bloque sanitario, la parlamentaria de Cs, Úrsula López, ha destacado la importancia de estas enmiendas teniendo en cuenta la situación actual. Entre sus demandas, ha citado el incremento de la transferencia corriente al Sescam para programas especializados en problemas mentales, adición a nuevas tecnologías o anorexia y bulimia.

La recuperación de la carrera sanitaria así como las distintas Proposiciones no de Ley aprobadas en pleno, como la creación de la unidad de cuidados paliativos pediátricos o la creación de un banco de leche materna, centran las enmiendas de la formación naranja en este ámbito, junto a la necesidad de incrementar el presupuesto destinado a Atención Primaria que sufre un «deterioro» que los pacientes ven y viven.



Desde el PP, el diputado Juan Antonio Moreno ha subrayado que los presupuestos son «irreales, ficticios y están inflados», y ha explicado que la financiación de sus enmiendas sale «de los gastos superfluos y de las partidas no ejecutadas en su totalidad», lamentando que, por parte de los socialistas, no haya «intención de nada» respecto a sus enmiendas.

En cuando a sus demandas, además de coincidir con Cs en la recuperación de la carrera profesional sanitaria, demandan «remuneraciones extraordinarias» para los profesionales sanitarios por el «sobreesfuerzo que están realizando» debido a la pandemia, la firma de convenios con los colegios profesionales, más dotación tecnológica, dinero para hospitales y consultorios locales, UCIs en Tomelloso, Manzanares y Valdepeñas y UVIs medicalizadas en La Roda y Talavera de la Reina.



Por parte del PSOE han sido los parlamentarios Tomás Godoy y José Antonio Contreras los encargados del debate de este bloque, donde el primero ha arremetido contra algunas de las solicitudes de los ‘populares’ como la de las UCI, que no cuentan con informes técnicos, y ha recordado que los presupuestos ya incluyen inversiones en centros de salud y hospitales.

De su lado, Contreras ha avanzado su intención de aceptar la enmienda de Cs que tiene que ver con el tratamiento de la muerte perinatal, y de transar otras cuatro relativas a la creación del banco de leche materna, los cuidados paliativos pediátricos e incrementar el presupuesto de la Atención Primaria, que han sido aceptadas por la formación naranja siempre y cuando el PSOE se comprometa «a que uno de cada cuatro euros repercuta en la Atención Primaria».

BIENESTAR SOCIAL



Úrsula López ha defendido igualmente las siete enmiendas de Cs al bloque de Bienestar Social, donde pedían la puesta en marcha de proyectos innovadores para mayores y discapacitados como la creación de ‘cohousing’ -compartir la misma vivienda mediante una gestión colaborativa-, abrir el centro de transeúntes de Puertollano, y poner en marcha una residencia de mayores en Chinchilla de Aragón.

La diputada de la formación naranja también ha defendido «recursos adecuados» para que personas con trastornos puedan ser atendidas como una Unidad de Media Estancia para personas con problemas mentales en la zona de la Mancha Centro. Al conocer que el PSOE avanzaba su intención de rechazar sus enmiendas al considerarlas «ficticias», López ha destacado que «ficticios son los anuncios del Gobierno» regional.

El parlamentario Vicente Aroca ha repasado las 16 enmiendas del PP en este ámbito, centrándose en aspectos como el apoyo al Tercer Sector, la dependencia o el incremento del plan concertado con entidades locales, considerando que el aumento presupuestario recibido por la Consejería de Bienestar Social «no se ha sabido aprovechar».

Aroca también ha recriminado al PSOE que haya avanzado su rechazo a estas enmiendas, que no van a retirar -como ha pedido el socialista Pablo Camacho-, lamentando que desde el PSOE «venían con la idea hecha de tirar cada una de las enmiendas de esta sección y todas las que el PP ha presentado a estos presupuestos».

Sin enmiendas a esta sección, el socialista ha aprovechado su intervención para justificar el rechazo de su grupo a las presentadas por Cs y PP en este bloque, y aunque con la formación naranja se ha mostrado dispuesto a «trabajar de la mano para llegar a acuerdos», al PP le ha pedido que retire sus enmiendas «y no obliguen ni siquiera a tener que votarlas».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre