El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha visto obligado este viernes a suspender su agenda pública debido a problemas médicos arrastrados desde hace dos meses y por los cuales está recibiendo tratamiento.

Fuentes del Gobierno autonómico apuntan a que estos problemas médicos pasan por descompensaciones en la tensión, motivo por el cual será sometido a pruebas médicas en próximos días.

Este viernes, García-Page tenía previsto asistir a El Bercial, una pedanía de Alcolea del Tajo, donde tenía previsto inaugurar la vivienda de mayores ‘Virgen del Campo’ ubicada en Ronda de Azután. En su lugar, el acto estará protagonizado por la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here