El presidente de la Comunidad Murciana, Fernando López Miras, clausuró este jueves el encuentro de trabajo entre Gobierno regional, Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), la Comunidad de Regantes de Lorca y los alcaldes de Lorca y Puerto Lumbreras donde mostró su «preocupación por la hoja de ruta establecida para cerrar el trasvase Tajo-Segura».

En este sentido, explicó que la modificación de las reglas de explotación del trasvase y la subida de los caudales ecológicos del Tajo supondrán, entre otras cosas, «el incremento del precio de la factura del agua para los regantes y para los hogares de la Región de Murcia, Almería y Alicante».



Así, remarcó que «el Gobierno regional va a estar al lado de los regantes para acompañarles en cuántas acciones emprendan en defensa de esta infraestructura» y puso en valor su importancia por suponer «futuro, progreso y generación de empleo», según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre