La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que ha asegurado que la bajada de julio debe abordarse con la máxima prudencia de acuerdo al actual momento de emergencia económica y social como consecuencia de la crisis sanitaria de coronavirus y teniendo en cuenta que la región presenta 23.072 parados más respecto a julio de 2019, ha lamentado que el paro femenino, la estacionalidad y la contratación temporal continúen muy presentes en el mercado laboral de la región.

En nota de prensa, el sindicato ha incidido en la necesidad de articular medidas para abordar también la caída de la población activa de la región, 50.700 personas, de acuerdo a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados la semana pasada por el Instituto Nacional de Estadística.



«CSIF vuelve a recordar la importancia de las administraciones públicas en la vertebración del tejido laboral de la región, así como en el correcto uso de los fondos públicos, los cuales deben destinarse a políticas activas y eficientes de generación de puestos de trabajo y no en subvenciones como de manera inapropiada ha concedido el Gobierno regional a CCOO, UGT y Cecam: 38,4 millones de euros desde 2014», ha reprochado.

Y es que CSIF ha terminado añadiendo que «la vigilancia de las condiciones de trabajo en todos los ámbitos y sectores, la aplicación de las medidas de seguridad y el fomento de la contratación indefinida son tres ejes fundamentales que recaen en la responsabilidad de gobernantes y agentes sociales».


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre