El número de partos en Castilla-La Mancha registrados en Castilla-La Mancha descendió un 5,33 por ciento en 2020 al contabilizarse 11.990 alumbramientos frente a los 12.666 de 2019, según han informado a Europa Press fuentes de la Consejería de Sanidad.

Esta tendencia se viene produciendo en los últimos años y aún es pronto para relacionar estos datos con la pandemia, según apunta la presidenta de la Asociación Castellano Manchega de Ginecología y Obstetricia, Esther Tello Jiménez, en declaraciones a Europa Press.



Esta ginecóloga, que trabaja en Talavera de la Reina, ha explicado que a finales del 2020 no se produjo una gran disminución de partos, por lo que no se puede atribuir a la pandemia esta caída en los datos. Sin embargo, ha advertido de que ahora, a principios de año, sí que están viendo menos embarazos que en enero del año pasado. «A lo mejor este año sí que se nota el efecto de la crisis sanitaria y económica» en los nacimientos, ha declarado Tello Jiménez.

En cuanto a la organización en las consultas estos meses de pandemia, la presidenta de la Asociación Castellano Manchega de Ginecología y Obstetricia ha indicado que las embarazadas no pueden acudir a consulta con sus parejas. Los partos en la era COVID también han cambiado. El protocolo que hay en la actualidad es que si la madre es COVID positivo, se le hace la prueba a la pareja, y si ésta es positiva, no puede pasar con ella. «Se tiene que marchar a casa para estar en aislamiento, teniendo que venir otra persona que sea negativo, con el fin de disminuir la carga viral del hospital».



Hay parejas, según ha apuntado Esther Tello, que no están de acuerdo con esta decisión pero «es una cosa que viene impuesta» desde la autoridad sanitaria.

Por otro lado, ha comentado que la incidencia de infección de COVID en gestantes es similar al del resto de la población. «Son gente joven, normalmente con poca patología de base», ha manifestado la ginecóloga, quien ha explicado que a una embarazada contagiada se la administra heparina para evitar el riesgo de trombosis.

POR HOSPITALES



En todos los hospitales de la región, dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, excepto en el de Tomelloso, Manzanares y Toledo, ha descendido el número de partos el año pasado. Así, en el Complejo Hospitalario de Albacete en 2020 se registraron 1.715 partos frente a los 1.876 de 2019; en el Hospital de Almansa se contabilizaron el año pasado 286 alumbramientos frente a los 298 del año anterior.

En el Hospital de Villarrobledo hubo 367 en 2020 frente a los 411 partos de 2019; en el de Hellín 213 frente a los 372 del año anterior; en el Complejo Hospitalario de Ciudad Real se contabilizaron 1.487 frente a los 1.524 de 2019; y en el de Puertollano hubo 271 frente a 301 de 2019.



En Valdepeñas hubo 328 partos frente a los 414 de 2019; en el Hospital de Alcázar de San Juan se registraron 835 alumbramientos frente a los 885 del anterior año.

En el Hospital de Cuenca, 663 mujeres parieron el año pasado mientras que en 2019 lo hicieron 769; en Guadalajara parieron 1.273 en 2020 mientras que en 2019 lo hicieron 1.348 mujeres; y en Talavera hubo 936 alumbramientos en 2020 frente a los 976 de 2019.

EXCEPCIONES



En Tomelloso, esta tendencia se invierte, ya que el año pasado se computaron 405 alumbramientos frente a los 380 de 2019. Lo mismo ocurrió el año pasado en el Complejo Hospitalario de Toledo donde se computaron 2.869 partos frente a los 2.776 del año anterior. El Hospital de Manzanares también se ha convertido en la excepción, con 342 partos en 2020 mientras que el año anterior hubo 336.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre