El vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha señalado que la región no se plantea cerrar puntos de vacunación masiva, pues la principal infraestructura donde se desarrolla son los centros sanitarios de Atención Primaria.

Así ha reaccionado a preguntas de los medios en rueda de prensa, después de que la Comunidad de Madrid haya advertido este viernes de que se podrían llegar a cerrar puntos de vacunación masiva si no llegan más dosis de vacunas a la región.



«Seguimos con nuestro plan de vacunación tal y como teníamos previsto», ha afirmado Guijarro, que ha recalcado que aunque cuentan con puntos de vacunación masiva, la mayoría de las vacunas se están administrando en la red de centros de salud de Atención Primaria, algo que considera «la principal diferencia» con la región vecina.

Respecto a si el Gobierno autonómico tiene datos sobre las personas que han rechazado vacunarse, Guijarro ha insistido en que la «inmensa mayoría» de personas que lo han hecho ha sido por cuestiones de salud, no por su «oposición radical» frente a las vacunas.



«La respuesta del conjunto de la sociedad es que está absolutamente a favor de la vacunación, con muchísima normalidad. Nos llegan muchos mensaje de felicitación por la campaña de organización en materia de vacunación», ha resaltado.

HOSPITALITO DEL REY

De otro lado, preguntado por la petición de reapertura del centro Hospitalito de Rey que se sustanció este jueves en el pleno del Ayuntamiento de Toledo, Guijarro ha avanzado que el Ejecutivo regional está trabajando «en alguna alternativa» para esta infraestructura.



Tras estar rehabilitado desde hace unos años, Guijarro ha planteado que habría que hacer alguna adaptación, toda vez que se está produciendo una reordenación de todos los centros sociosanitarios de Toledo, por lo que las consejerías de Bienestar Social y Sanidad trabajan en fijar un «destino definitivo» para el mismo.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre