Castilla-La Mancha va a fortalecer su servicio público de empleo con la incorporación durante un año de 124 nuevos técnicos de orientación, formación y empleo para prestar mejor servicio a las personas demandantes de empleo y a la prospección e intermediación.

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en la rueda de prensa que ha ofrecido para dar cuenta de los acuerdos adoptados por el Consejo de Gobierno en lo que se refiere a su departamento.



Una incorporación que, según ha señalado Franco, se hará a través del programa temporal de empleo y que se llevará a cabo desde este mismo miércoles. A lo que ha añadido que la duración del programa es de un año y contará con un presupuesto de 4,7 millones de euros.

En este sentido, ha concretado que el reparto de estos 124 técnicos en las oficinas ‘Emplea’ será de 12 para las de la provincia de Albacete, 25 para las de la provincia de Ciudad Real, seis para las de la provincia de Cuenca, diez para las de la provincia de Guadalajara y 27 para las de la provincia de Toledo.



Además, un total de 44 personas se sumarán a los servicios de coordinación en las oficinas de las delegaciones provinciales y en las propia Consejería. «Un total de 124 técnicos que suponen una forma muy distinta de hacer las cosas con respecto a lo que ha pasado en otros tiempos de crisis en nuestra Comunidad Autónoma», ha añadido Franco.

BAJADA DE RATIO

Franco ha destacado que la decisión adoptada por el Consejo de Gobierno reducirá la ratio de atención de personas desempleadas por técnicos de 1.957 a 1.041, lo que permite que Castilla-La Mancha se sitúe en la media nacional.



A ello ha añadido que posibilita avanzar en todos los servicios de prospección e intermediación posibilitando poner en marcha la figura del orientador de referencia en zonas rurales, que permita acompañar e identificar las necesidades de las personas desempleadas.

También permitirá ampliar la orientación voluntaria. Desde 2016 han sido 31.777 las orientaciones voluntarias que se han llevado a cabo en la red de oficinas de empleo regional y se permitirá atender a 10.000 personas más al año.



Del mismo modo, Franco ha destacado que se podrá trabajar «mucho más» en las competencias profesionales para la gestión de las ofertas en los ámbitos de prospección y dar «un paso más» en el proceso de selección como la realización de itinerarios individualizados en los programas mixtos de formación y empleo.

«También nos va a permitir trabajar mucho más y mejor nuestro programa de retorno del talento», ha subrayado, para agregar que desde que se puso en marcha en 2017 ha supuesto que 517 personas hayan retornado a Castilla-La Mancha.

RED DE OFICINAS



Por último, la titular de Economía, Empresas y Empleo ha manifestado que el servicio público de empleo y la red de oficinas ‘Emplea’ han sido «determinantes» desde que estalló la pandemia en la gestión de la crisis en materia de empleo.

Así, ha puesto como ejemplo el trabajo en el sector sociosanitario donde han sido 1.066 las vacantes de empleo recibidas, para las que se han enviado 7.500 perfiles permitiendo dar cobertura a 584 puestos de trabajo.



También ha destacado el ámbito agrícola, donde se ha dado respuesta a tres de cada cuatro puestos de trabajo en la red de oficinas. Así, han sido 1.813 los trabajos ofertados desde el inicio de la pandemia para los que se han remitido 2.700 perfiles permitiendo cubrir 1.300 puestos de trabajo.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre