El director general del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teodoro Estrela, ha negado que el Gobierno quiera poner «fin» al trasvase Tajo-Segura, sino que por el contrario pretende darle mayor estabilidad, de modo que a lo largo del ejercicio sus beneficiarios tendrán la misma cantidad pero repartida de otra manera.

Por el contrario, insiste en que «lo que pretende es justo lo contrario» que es dar «mayor estabilidad» a esta transferencia. El objetivo del Gobierno, según ha explicado es «evitar que, como ocurre ahora», el sistema se encuentre más de la mitad del tiempo en situación excepcional, donde la cantidad de agua a trasvasar se reduce, o en situación de trasvase nulo.

En definitiva, prevé que con la modificación que plantea el MITECO se busca «evitar» que como en 2017, durante once meses seguidos el trasvase fue de cero hectómetros.

«Con esta propuesta nos atenemos al informe técnico del CEDEX, que ha sido avalada además por el Consejo Nacional del Agua. El resultado va a ser el mismo», defiende.

En ese sentido, ha precisado que «a finales de año» los regantes recibirán la misma cantidad pero repartida de una manera más regular, de forma que van a poder planificar «mucho mejor» su actividad.

Respecto a las acusaciones de falta de diálogo, el director general del agua asegura que el diálogo que mantienen «es constante» y que este mismo viernes viajará a la Región de Murcia a mantener una reunión que ya estaba prevista, dentro de los «contactos habituales con los regantes».

Por su parte, la organización de la convocatoria ha señalado que no tenía nada que entregar, puesto que ya han presentado formalmente y por las vías habituales sus alegaciones a la iniciativa del Gobierno y que consideran que puede suponer el fin de la agricultura en el sureste peninsular.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here