El viceconsejero de Empleo y Relaciones Laborales del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Rueda, ha achacado el incremento del paro en el mes de octubre -en 5.609 personas- a la finalización de los contratos de la vendimia.

En rueda de prensa, Rueda ha advertido de que el mes de octubre es un mes “con signo negativo” en toda España y en Castilla-La Mancha e insistiendo en esta argumentación ha explicado que octubre tiene una “estacionalidad muy marcada” en “nuestro mercado de trabajo” y en Castilla-La Mancha, además, coincide con el fin de la vendimia.



“Para Castilla-La Mancha el mes de octubre tradicionalmente arroja los peores resultados de los doce meses del año”, ha apuntado Rueda, quien no obstante ha presumido de que el pasado “un mes de octubre con la segunda menor subida de paro del que hay registro”. “Nos estamos situando en los datos del inicio de la crisis en cuanto a paro registrado”, ha destacado.

Tras hacer un análisis pormenorizado de los datos, el viceconsejero de Empleo ha destacado que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma que experimenta mayor crecimiento de la contratación indefinida registra y eso se debe a su entender a tres factores: la cooperación del Gobierno regional con la Inspección de Trabajo que está siendo “muy fructífera”, el “éxito” de las políticas de incentivación a la contratación indefinida puestas en marcha desde la Consejería, y a la visión optimista de las empresas que apuestan por la contratación estable y a largo plazo.



Para finalizar, ha informado de que en el mes de septiembre había en Castilla-La Mancha 73.916 personas beneficiarias de alguna prestación o subsidio por desempleo, lo que supuso una cobertura de 48,78 por ciento del total de los demandantes de empleo.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre