La población en Castilla-La Mancha ha descendido un 0,09% en la primera mitad del año y se sitúa en 2.030.807 habitantes, según se desprende de los datos provisionales de las cifras de población correspondientes a 1 de julio de 2018, publicadas este 13 de diciembre por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El saldo vegetativo en la región fue negativo, con 2.765 personas menos, mientras que el saldo migratorio exterior fue positivo al alcanzar 2.417 personas. Además, el saldo migratorio interior descendió en -1.406 personas.


Vinicola Inline

Las comunidades autónomas con mayor crecimiento de población fueron Illes Balears (0,83%), Comunidad de Madrid (0,58%) y Canarias (0,53%). Mientras que experimentaron mayores descensos fueron Castilla y León y Asturias (-0,32%), Extremadura (-0,30%) y Galicia (-0,14%).

EN EL CONJUNTO DEL PAÍS

En el conjunto del país la población aumentó en 74.591 personas durante la primera mitad del año y se situó en 46.733.038 habitantes por lo que se consolida así el crecimiento de población iniciado en el segundo semestre de 2015 debido, principalmente, al aumento de extranjeros.



Estos datos continúan la tendencia que reflejaba el Padrón Continuo en España a 1 de enero de 2018, que contaba con 46.698.569 habitantes, lo que suponía un incremento de población en España de 126.437 personas más (un 0,3%), el segundo aumento consecutivo registrado que se producía, en ese caso, por el aumento de extranjeros, que subían por primera vez en siete años, desde 2011.

En cuanto a los datos provisionales de la Estadística de Migraciones de este primer semestre de 2018, el aumento poblacional del citado periodo fue fruto de un saldo vegetativo negativo de 46.273 personas (178.939 nacimientos, frente a 225.212 defunciones), que se vio compensado con un saldo migratorio positivo de 121.564 personas (hubo 287.882 inmigraciones procedentes del extranjero y 166.318 emigraciones con destino al extranjero).


Vinicola Inline

De este modo, el crecimiento poblacional de España en la primera mitad de 2018 se debió en gran medida al aumento del número de extranjeros. En concreto, el incremento fue de 100.764 personashasta un total de 4.663.726 extranjeros. Por el contrario, la población de nacionalidad española se redujo en 26.173 personas.

En el caso de los extranjeros, el aumento poblacional se debió en su mayor parte al saldo migratorio positivo, que fue de 123.254 personas.


AMFAR – Atención de mujeres rurales con necesidades educativas o de inserción laboral

Por su parte, la población de nacionalidad española presentó saldo vegetativo negativo (-67.788 personas) y saldo migratorio también negativo (-1.690). La suma de ambos no se compensó con las adquisiciones de nacionalidad española que, según datos provisionales, afectaron a 43.882 personas.

En el caso de los españoles nacidos en España, la población se redujo en 66.654 personas en la primera mitad de 2018.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre