La llegada de la vacuna contra el coronavirus ha supuesto una revolución a nivel sanitario, una esperanza para paliar una pandemia cuyos efectos no han dejado indiferente a nadie. Desde que comenzara el proceso de vacunación, han sido muchas las dudas sobre los posibles síntomas adversos que experimentan aquellos que se han vacunado.

Ha quedado más que demostrado que las vacunas son seguras y que reducen enormemente no solo el número de fallecidos, sino también el de casos positivos. Sin embargo, cada cuerpo puede reaccionar de manera diferente a la hora de recibir la vacuna. Desde quienes notan un pequeño malestar en el brazo hasta aquellos por los que la vacuna pasa casi desapercibida, sí que hay un síntoma que se repite con frecuencia: la fiebre.

Según los datos facilitados por Europa Press, del total de reacciones notificadas tras recibir la vacuna, el 40% de los vacunados con Pfizer experimentaron fiebre, frente al 51% de los vacunados con Moderna o el 58% de AstraZeneca.

No obstante, la fiebre no ha sido el único efecto del pinchazo, ¿qué otro síntomas adversos han experimentado los vacunados? La segunda reacción que más ha aparecido es la cefalea, un tipo de dolor de cabeza, que ha aparecido en el 30% de los casos de Pfizer, 34% de Moderna y 43% de AstraZeneca.

La mialgia, o dolores musculares, son otros de los síntomas que también han aparecido en los casos notificados, pero con mucha menos frecuencia que las reacciones anteriores: en el 22% de Pfizer, 24% de Moderna y 26% de AstraZeneca. Si hablamos del dolor experimentado concretamente en la zona de vacunación, la cifra se reduce más aún: 15% de Pfizer, 18% de Moderna y 11% de AstraZeneca.

El malestar general ha aparecido también en algunos de los ciudadanos vacunados; pero en esta ocasión, las cifras solo representan a una media de uno de cada diez pacientes. Cabe destacar la peculiaridad de que solo los vacunados con AstraZeneca han experimentado mareos, representando un 10% del total notificados.

En cuanto al resto de síntomas adversos que pueden aparecer, los datos muestran la baja posibilidad de que estos aparezcan, Sin embargo, algunos de los encuestados han revelado que también han experimentado náuseas, escalofríos o fatiga, aunque la mayoría de ellos se sitúan por debajo del 10% de los casos, y siendo Pfizer la vacuna que menos síntomas adversos ha producido en las personas vacunadas.

En definitiva, cualquiera de las vacunas puede producir efectos adversos que ya han sido registrados, pero ninguno de ellos debería suponer signo de peligro. Por lo tanto, aquellos que experimenten alguno de estos síntomas, deben saber que entran dentro de la normalidad, y que solo las vacunas son el remedio definitivo para acabar con el virus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here