El sindicato CSIF en Castilla-La Mancha ha subrayado que deben revisarse los protocolos establecidos y apremiar la puesta en marcha de medidas que garanticen el distanciamiento social y la detección precoz de contagios necesarios para favorecer esa pretendida vuelta segura a las aulas.

Según ha informado la central sindical en nota de prensa, el pasado 27 de julio, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes presentó unas instrucciones sobre el inicio del periodo escolar e incluso procedió a la realización de test de diagnóstico de COVID-19 voluntarios a los docentes tras la demanda del sindicato. Sin embargo, CSIF considera que el sistema educativo de la región debe incrementar sus esfuerzos en cuanto a la incorporación de recursos humanos y materiales, ya que la dotación actual de los centros educativos es insuficiente.


[pro_ad_display_adzone id="230656"] [pro_ad_display_adzone id="248165"]

Sin ir más lejos, ha añadido, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, manifestó este lunes que las medidas de prevención contra el coronavirus en los centros educativos «requieren inversión» y señaló que en las aulas no debería haber más de 15 o 20 alumnos, una reducción que este sindicato reclama desde hace meses y para lo que, insiste, es necesario aumentar tanto los espacios físicos como las plantillas de profesionales.

En el caso de Castilla-La Mancha, ha continuado el sindicato, a día de hoy esta no sería factible a causa de la «decepcionante» adjudicación definitiva de maestros y profesores establecida por el Gobierno regional para el curso 2020/2021, que lejos de sumar más profesionales resta 464 profesores de Enseñanzas Medias y 392 maestros de Educación Primaria frente al periodo 2019/2020, tal y como anunció recientemente CSIF.

Frente a esto, el sindicato se pregunta una vez más donde han quedado las 3.000 plazas más anunciadas por el presidente regional y recuerda que la Consejería de Andalucía ha comprometido la contratación de 6.000 docentes a partir del 1 de septiembre y hasta final de año para afrontar las necesidades derivadas de la pandemia.

MÁS PERSONAL NO DOCENTE Y RECURSOS MATERIALES


[pro_ad_display_adzone id="262412"] [pro_ad_display_adzone id="262413"]

Además de lo anterior, la central sindical subraya la importancia de aumentar el personal de limpieza durante el turno de mañana en colegios e institutos, momento en el que se produce la mayor afluencia de personas, y advierte de la necesidad de incorporar personal sanitario que vele por la seguridad de toda la comunidad educativa, algo que todavía no contempla la Consejería de Educación.

Asimismo, CSIF ha alentado al Gobierno regional a no escatimar en esfuerzos de formación en nuevas tecnologías y la adquisición de materiales para los docentes, que durante el curso 2019-2020 tuvieron que implicar su propio tiempo y dispositivos personales para adaptarse a las circunstancias del teletrabajo.

Por último, el sindicato ha recordado que ha de ser la Consejería de Educación, Cultura y Deportes la encargada de gestionar una vuelta segura a las aulas mientras perdure la crisis sanitaria y no los propios centros educativos, quienes se vieron obligados a establecer en julio un plan de contingencia ante la incertidumbre de las circunstancias.


[pro_ad_display_adzone id="262414"]

En una situación como la actual, CSIF hace un llamamiento al consenso y mantiene que todos deben aportar su granito de arena para estar prevenidos de cara a un curso académico de lo más excepcional en el que no deben tener cabida los errores advertidos durante la pandemia.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre