La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), con motivo del Día de la Medicina Familiar y Comunitaria, ha lamentado que la Atención Primaria esté “arrinconada” en Castilla-La Mancha y cuente con “carencias crónicas”.

En nota de prensa, el sindicato ha asegurado que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) continúa sin implementar mejoras en la Atención Primaria de la región a pesar de “todas las carencias crónicas que han quedado al descubierto” a raíz de la pandemia de coronavirus.

CSIF expone que la plantilla orgánica de profesionales de todas las categorías que trabajan en Atención Primaria apenas ha tenido variaciones numéricas en los últimos 7 años.

“Con motivo de la pandemia, y tras más de un año sin descanso, nuestra Atención Primaria se encuentra colapsada, con una marcada falta de efectivos y con la consiguiente sobrecarga de trabajo que produce esta situación a los que están, que lejos de verse reforzados y respaldados están más cansados y carentes de los recursos humanos adecuados para seguir haciendo frente a la COVID-19”, explica la vocal autonómica de Atención Primaria de CSIF, Mercedes Alba.

El sindicato afirma que el volumen de trabajo, la falta de profesionales y los problemas de organizaciones provoca una saturación que afecta a los usuarios. Alba señala que “hay listas interminables, que alcanzan y sobrepasan en muchos casos los 60 pacientes por día, lo que deja un tiempo de atención de menos de 4 minutos”. Es por ello que, apunta, es precisa una revisión de plantillas y una dotación adecuada y adaptada de efectivos a las necesidades reales de los centros.

TELECONSULTA

Asimismo, advierte CSIF, la implementación de la teleconsulta, que si bien “está siendo de gran ayuda” para un amplio sector de usuarios, “en muchos casos provoca un doble trabajo, ya que el paciente acaba requiriendo la consulta asistencial”.

No en vano, la vocal de Atención Primaria subraya que “los profesionales se ven saturados por un sistema de trabajo que apenas les permite dedicarse a la labor para la que se han formado, ya que tienen agendas interminables de pacientes a los que, según los mismos trabajadores manifiestan, no pueden atender con la dedicación que requieren. Todo esto en un marco de atención telefónica con gran carga de trabajo administrativo”.

Además, continúa el sindicato, esa “invariabilidad numérica” de la plantilla orgánica está provocando que la tasa de temporalidad siga en aumento, “con contratos temporales en plazas que la pandemia ha puesto de manifiesto”. “El coronavirus nos ha dado tristemente la razón una vez más: la necesidad de crearse como estructurales y necesarias para el correcto funcionamiento de los centros”.

En este aspecto, desde CSIF se lamenta la falta de agilidad en los procesos selectivos, tanto en ofertas de empleo público como en actualización de convocatorias de bolsa de trabajo, así como la falta de operatividad del último pacto de movilidad interna y la dilación del concurso de traslados externos. Alba añade que “el personal fijo de Atención Primaria se encuentra sin posibilidad de movilidad interna para buscar condiciones de trabajo más acordes a sus necesidades personales y/o profesionales”.

De cara al periodo estival 2021, de nuevo “nos encontramos que las instrucciones remitidas a los equipos lejos de mostrar el agradecimiento y reconocimiento a la labor del último año pretendan limitar las posibilidades de disfrute y el tan merecido descanso de los profesionales. Una buena forma sería la reactivación de la carrera profesional comprometida y ganada por sentencia firme por CSIF en la vía judicial”, concluye Alba.

Por todo ello, CSIF considera que el Sescam sigue sin implementar mejoras y presenta un Plan 2021 de Perspectiva Contractual y Retención del Talento del Sescam que se adecúa a las necesidades de una Atención Primaria “arrinconada y con carencias crónicas”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here