El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes regionales ha propuesto este jueves la creación de una mesa regional de la hostelería, mientras que el PP ha pedido al resto de partidos que se comprometan a garantizar que no se cerrará salvo confinamiento nacional y el PSOE ha reprochado al presidente regional de los ‘populares’, Paco Núñez, que quiera «hacer negocio electoral» y «utilice» el sector.

Durante el punto del pleno de las Cortes sobre la situación actual del sector de la hostelería tras un año de pandemia a propuesta del Grupo Parlamentario Popular, la portavoz de Cs, Carmen Picazo, ha propuesto esta mesa regional sobre el futuro de la hostelería en la Comunidad Autónoma.



En ella, Picazo ha dicho que deben estar representados el Gobierno regional, los partidos con representación en las Cortes, la Federación de Municipios y provincias, las asociaciones hosteleras de la región y técnicos expertos en coronavirus.

Así, tras apelar al consenso, al sentido común y a la responsabilidad en este asunto, la parlamentaria de Cs ha manifestado que durante los últimos meses se ha culpabilizado a este sector de la propagación del virus cuando «no es el problema sino parte de la solución».



Bajo su punto de vista, se puede conciliar la seguridad sanitaria y la estabilidad económica. «La respuesta es si se hace con sensatez o responsabilidad, pero si se hace con ánimo partidista se obtienen los resultado que tenemos: una cuarta ola y la ruina de miles de familias».

Por todo ello, ha afirmado que no es el momento de peleas y ha pedido tanto al PSOE como al PP que la única pelea sea contra el virus. «Solo desde la sensatez y el consenso podremos poner medidas para aportar soluciones», ha concluido.

UNO DE LOS SECTORES «MÁS ATACADOS»



De su lado, el presidente regional del PP, Paco Núñez, ha tomado la palabra para defender uno de los sectores «más atacados» por el Gobierno regional y proponer a todos los grupos políticos con representación en el Parlamento regional a que se comprometan a que no se cierre la hostelería salvo confinamiento nacional.

Para Núñez, tanto el presidente regional, Emiliano García-Page, como el PSOE se «han empeñado» en buscar culpables a la propagación del virus decidiendo que la hostelería debe ser «criminalziada» y tiene «una parte importante» de culpa.



El presidente regional del PP ha lamentado que Ciudadanos le haya dicho que no va a firmar su propuesta y el PSOE que es «inasumible» para ellos. «Hoy era el día de que nos comprometiéramos con nuestra firma a favor de la hostelería, fuéramos valientes y estuviéramos de su lado».

«Yo lo tengo claro, entre hosteleros y Page, me quedo con hosteleros», ha argumentado, para afirmar que mientras siga teniendo voz en Castilla-La Mancha seguirá defendiendo como presiente regional del PP a la hostelería.



Además de este compromiso unánime que piden los ‘populares’, su propuesta de resolución pasa por el hecho de que el servicio en barra se mantenga en el nivel 2, con las limitaciones de distancia que se determinen; que no se baje nunca el aforo del 50% en interiores y el 75% en exteriores, el cierre de los establecimientos a la hora del toque de queda o el servicio de entrega a domicilio hasta una hora después del toque de queda.

También solicitan alternativas para el ejercicio de la hostelería en locales de ocio nocturno, la aplicación de parte los fondos resultantes del superávit presupuestario de 2020 en la implementación de ayudas directas al sector por cierre y cese de actividad y un plan de indemnizaciones para compensar pérdidas por menor actividad del 20% de ingresos por ventas de 2020 con respecto a 2019 según lo declarado a efectos de IVA.

«NEGOCIO ELECTORAL»



Por último, el diputado socialista Antonio Sánchez ha reprochado a Núñez que haya visto la posibilidad de hacer «negocio electoral» con el sector hostelero. «El tema de hoy no es la situación de la hostelería sino si puede ser instrumentalizada y utilizada como otras cosas y personas por su parte, sobre todo fallecidos, en lugar de estar colaborando para derrotar el virus».

«Como considera que esta situación es intrumentalizable, estamos aquí en un nuevo debate, pero tranquilo que el sector sabe defenderse a sí miso y no se va dejar instrumentalizar de ninguna manera», le ha espetado el socialista a Núñez.



En este punto, se ha referido a la propuesta presentada por el PP para tacharla de «demagogia» y acusar a Núñez de «coquetear» con el negacionismo. «No se puede decir que no se va a cerrar nunca porque dependerá de la situación y de la evolución del virus».

Bajo su punto de vista, ninguno de los argumentos utilizados por el presidente regional del PP se sostiene, al tiempo que ha defendido que para el Gobierno de Castilla-La Mancha la prioridad sigue siendo salvar vidas y hacerlo compatible con la actividad económica. «¿De qué va este debate, de salvar negocios y vidas o de usar la angustia de los hosteleros para conseguir votos?», ha concluido.

Con todo, la propuesta de resolución del PSOE pasa por reconocer la importante contribución del sector de la hostelería y la restauración a la actividad económica de la región e instar al Gobierno regional a continuar trabajando por el sector para que pueda recibir, con la mayor agilidad posible, las futuras ayudas a autónomos y pymes del Gobierno central.

También le pide a la Junta seguir aplicando el plan de vacunación, impulsar el incremento en la actividad del turismo regional para lograr que recupere la senda del crecimiento, que inste a su vez al Gobierno de España a mantener las ayudas de escudo social y económico que ha puesto en marcha desde la llegada del COVID-19 y a trabajar para recuperar el turismo nacional e internacional.

En la votación de las propuestas de resoluciones, la de Ciudadanos ha sido rechazada con dos votos a favor, 19 en contra y diez abstenciones; mientras que la del PP ha sido también rechazada con 12 votos a favor y 19 en contra; y la del PSOE ha sido aprobada con 21 votos a favor y diez en contra.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre