Hace 10 días se anunciaban las nuevas medidas de restricción para Castilla-La Mancha: medidas de nivel 3, cierre de bares y establecimientos, cierre perimetral de los municipios y toque de queda entre las 22:00 y las 07:00 horas. Hoy, y una vez pasados estos primeros 10 días de cumplimiento de las medidas, el Gobierno regional ha decidido prorrogar estas medidas durante otros 10 días más, tras lo que se volverá a revisar las medidas establecidas.

Así lo ha anunciado este jueves el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, una vez celebrado el Consejo de Gobierno Extraordinario, quien ha afirmado que los datos impiden bajar la guardia. Sanz ha señalado que se aprecia «una posible estabilización de la tendencia» al alza que Castilla-La Mancha arrastra en cuanto al número de casos en las últimas semanas.



«Quizá ya hayamos alcanzado el pico y estamos en un periodo de estabilización, y aunque estamos esperanzados de ir tumbando la curva, la preocupación es de nivel extremo con más de mil contagios por cada 100.000 habitantes», ha afirmado.

De hecho, durante el pasado miércoles el SESCAM ya advertía que era necesario contiguar con estas medidas. Según afirmaba la directora gerente, Regina Leal, la presión asistencial hospitalaria no ha llegado a los picos de la primera ola. Cabe recordar que el pasado miércoles re reunía el Comité Técnico Ejecutivo de Respuesta Frente al Coronavirus, bajo la presidencia del jefe del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con el fin de evaluar las medidas adoptadas en las últimas semanas para la prevención de contagios y el incremento de la presión asistencial en el sistema sanitario público regional.

La prorroga durante otros 10 días de estas medidas supone el toque de queda de 22:00 a 07:00 y prohibir la movilidad entre los municipios, a excepción de aquellas personas que deban desplazarse para trabajar, estudiar o realizar servicios básicos esenciales. También seguirá en vigor el cierre de la hostelería, centros comerciales y lugares de ocio en general.

A esto habría que sumar el cierre de hogares de jubilados, de bares, restaurantes, hostelería y pubs, exceptuando locales que en virtud de especiales características sea esencial, como en hospitales para usuarios, establecimientos hoteleros para clientes o comedores escolares. Sí se permitirá el reparto a domicilio de comida hasta las 22.00 horas.

También continuarán cerrados los locales de apuestas, se suspenden visitas sociales en centros de mayores y viviendas tuteladas; cines, teatros, saunas, bibliotecas y conferencias quedan suspendidos; actividades deportivas federadas pueden realizarse sin público; y las visitas culturales se reducen a 6 máximo. Los mercadillos seguirán limitados a un tercio del aforo; y continúa el cierre de parques y jardines a las 22.00 horas.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre