Hace unas semanas, el presidente nacional, Pedro Sánchez, anunciaba la intención de no prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo. Desde entonces, han sido muchas las dudas sobre qué medidas concretas se aplicarían en cada Comunidad Autónoma y si las mismas contarían con los mecanismos suficientes para tomar medidas restrictivas con el fin de controlar los contagios de coronavirus.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ya adelantaba la semana pasada que la región pretendía continuar con el toque de queda tras la caída del estado de alarma. Sin embargo, entraba en cuestión qué pasaría con el cierre perimetral.

Ahora queda confirmado: Castilla-La Mancha levantará el cierre perimentral a partir del 9 de mayo, fecha en la que termina oficialmente el estado de alarma. Hasta ahora, los vecinos de la región veían limitada su movilidad a las zonas pertenecientes a Castilla-La Mancha. Sin embargo, a partir del próximo domingo 9 de mayo, se podrá viajar hasta cualquier municipio del territorio nacional.

Así lo ha anunciado el presidente regional durante la inauguración del Centro de Interpretación del Patrimonio Local y del Carnaval de Tarazona de la Mancha. En ella, ha hecho referencia al proceso de vacunación, afirmando que a mediados del mes de junio la mitad de la población de Castilla-La Mancha ya estará vacunada, y será del 70% al final del verano. Asimismo, ha adelantado que a finales de este mismo mes de mayo, se habrá terminado la vacunación de las personas mayores de 60 años.

UN «PARAGUAS CONSTITUCIONAL»

En cuanto a las próximas medidas que se vayan a tomar de cara a la caída del estado de alarma, Page ha pedido un «paraguas constitucional» que permita seguir manteniendo un equilibrio prudente entre adoptar estas restricciones y la reapertura hacia una vida normal. «No se puede pasar de 0 a 100», ha afirmado, reclamando una desescalada ordenada.

Asimismo, ha añadido que espera que sea «constitucional» tras tener en cuenta no solo las condiciones del virus, sino los derechos y libertades de los españoles. «No quiero que ningún presidente autonómico pueda usar los decretos para imponer medidas a los españoles o romper la unidad de España», ha afirmado rotundo, exigiendo que sea la soberanía nacional quien determine que todos los territorios del países tienen las mismas condiciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here