Las gélidas temperaturas con las que el Convento de San Gil ha recibido este jueves a los parlamentarios de Castilla-La Mancha en el primer pleno del cuarto periodo de sesiones de la legislatura -el mercurio ha alcanzado los -10 grados en Toledo-, se han ido tornando más amables gracias a que la calefacción del edificio de las Cortes ha empezado a realizar su labor y a que el tono del debate sustanciado al hilo de autónomos y pymes ha caldeado el ambiente, sobre todo el usado por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

En los casi 150 minutos que ha durado la sesión, además del frío de ‘Filomena’, que ha hecho que los diputados mantuvieran el abrigo puesto en su escaño, se ha colado el pasado hostelero del presidente del PP, Paco Núñez o la petición de vacunar contra el coronavirus a los hosteleros, que ha formulado Ciudadanos.



Ha sido la portavoz de Ciudadanos, Carmen Picazo, la encargada de romper el hielo y abrir este pleno monográfico y lo ha hecho con la «satisfacción» de subirse a la tribuna tras haber cerrado un nuevo acuerdo con PSOE y Gobierno regional que se tornará en 65 millones de ayudas para el sector.

Picazo, que ha tirado de su anterior pasado de trabajadora autónoma para lamentar que «nadie que lleva viviendo toda la vida de política puede entender lo que es ser autónomo» en clara alusión al presidente regional, Emiliano García-Page, ha lamentado que en medio de COVID, ha llegado ‘Filomena’ y en el «gigante de pies de barro que es Castila-La Mancha se ha generado la tormenta perfecta».

Tras asegurar que si la situación, por los factores anteriormente relatados, en general es mala, en determinados sectores, como el de la hostelería sea crítica. De ahí que haya apelado a la necesidad de articular medidas enfocadas a este sector, al que no se le puede restringir con medidas anticovid, para luego darle apoyo económico.

Y es que la responsable de la formación naranja en la región ha reprochado al Ejecutivo regional que con su medidas para intentar hacer frente al coronavirus esté «criminalizando» a la hostelería, cuando «evita ilegales que sí son foco de contagios».

VACUNAR A LOS HOSTELEROS

De ahí que le haya pedido que, junto a los mayores, personal sanitario y colectivo docente, vacune de forma prioritaria a los hosteleros como medida preventiva frente al COVID y a fin de estimular el sector y por ende la economía regional.

Dicho esto, ha presumido del acuerdo cerrado con Economía que va a colocar 65 millones entre las pymes y autónomos de la región, que tiene su origen en «líneas naranjas» marcadas por Ciudadanos y saldrá adelante muy pronto, gracias al Fondo de Recuperación europeo.



Pero, pese a ese nueva partida de 65 millones de euros, también ha reclamado una tarifa plana de 60 euros para los autónomos, prorrogar hasta el 30 de junio los ERTE, bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social o la moratoria de los créditos ICO, así como la modificación de la Ley del IRPF para que las ayudas que reciban no se conviertan en «una trampa a la hora de pagar impuestos».

MANTAS PARA LOS HOSTELEROS

Al igual que ha hecho Picazo, que ha presumido de su etapa de autónoma hasta su entrada en política, Núñez ha arrancado su intervención sacando pecho por el hecho de haber tenido «la inmensa fortuna de que le hayan salido los dientes detrás de una barra de bar». «Mi familia me haya enseñado que desde el trabajo y la humildad es como se levanta a España», ha defendido.

Tras este nostálgico arranque, además de afear al presidente regional, Emiliano García-Page, su reiterada «ausencia» le ha reprochado que este miércoles, «tras llevarse a la radio pública a su despacho», anunciara esta partida de 65 millones en lugar de hacerlo este jueves en sede parlamentaria. «Sabe que lo que propone es tan malo que le da vergüenza y sale corriendo para no tener que dar la cara ante los que lo pasan mal».

Y es que al líder de la oposición se le antoja que esos 65 millones son «insuficientes y una burla la el sector», pues además de no tener fecha concreta para que llegue a sus bolsillos, los casi 28.000 trabajadores por cuenta ajena que hay en la región percibirán 240 euros, «que no dan ni para pagar el cupón de autónomos».

Dicho esto, Núñez ha condenado que la «única» ayuda que el Gobierno regional ha articulado para sector de los hosteleros haya sido «repartir mantas» para que los clientes se puedan tapar en las terrazas. «Un insulto para los que nos sentimos hosteleros de corazón», ha asegurado Núñez, que ha vuelto a reclamar un plan de rescate para el sector, que no es sino una indemnización al colectivo ante el perjuicio que la administración regional le está causando al obligarle a cerrar.

FRANCO DEFIENDE LA GESTIÓN DEL GOBIERNO

Ha sido la portavoz de Economía del Grupo Parlamentario Socialista, María Jesús Merino, la que ha abierto el camino a la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, haciendo un alegato de defensa de las políticas acometidas por el Gobierno regional en favor del sector.

Medidas que aunque «insuficientes», ha admitido Merino, van a permitir que cada beneficiario perciba entre 1.500 y 3.000 euros, lejos de los 250 euros que se han repartido en Castilla y León o los 30 euros de Murcia, ambas gobernadas por el PP.

Por ello, y tras agradecer a la formación naranja que sus formas y su intención de acordar contribuyan a que el Gobierno de C-LM «no deje a nadie atrás», ha pedido al PP que, si quiere realmente contribuir a la recuperación económica de la región, se siente en la mesa de trabajo y apoye esa partida de 65 millones.

Por último, la consejera, con tono duro e incluso de reproche, ha atacado al líder del principal partido de la oposición, al que ha pedido aparcar las diferencias y arrimar el hombro para solucionar los problemas de la gente, que es lo que han hecho tanto Cs y como el Ejecutivo autonómico, que aprobará dicha ayuda de 65 millones antes de que acabe el mes.

Pese a reconocer que todo lo ejecutado hasta el momento es «insuficiente», aunque 45 de cada 100 euros de presupuesto que va a manejar su Consejería en 2021 sea para el tejido empresarial, ha pedido a Núñez que «deje de hacer teatro y se desinstale de las videoconferencias, su política a golpe de tweet, de titulares y de frases absurdas».

«¿Cómo se puede ser tan ruin y decir que el Gobierno regional solo ha repartido mantas, con todo lo que llevamos haciendo? le ha reprochado a Núñez, al que ha dicho que nadie del Gobierno regional se ha ido de vacaciones, mientras todo el mundo ha podido ver lo que ha hecho él: «Irse a comer churros con Ayuso».

Pero Franco no solo ha tenido palabras críticas para Núñez, también para el Ejecutivo de Pedro Sánchez, pues ha lamentado que el Gobierno central, tal y como esperaba el castellanomanchego, lejos de reaccionar como han hecho Alemania y Francia articulando ayudas directas para el sector, se desmarcó y «dejó la responsabilidad en manos de las CCAA».

Para concluir, y recuperando la línea de ataque contra Núñez, le ha afeado que siga abundado «en el dolor de la gente y en la tristeza de los empresarios, hurgando en su desconsuelo».

«Yo puedo mirar a los ojos al sector, porque no hemos dejado de trabajar, con medidas insuficientes, con aciertos y errores pero mirando de frente y sabiendo que nuestro objetivo no es ganar votos sino salir adelante de esta crisis atroz y despiadada», ha concluido la titular regional de Economía, que ha pedido al PP que apoye la resolución conjunta de PSOE y Cs a fin de articular esa ayuda de 65 millones de euros para el sector.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre