La Confederación Regional de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) considera que los datos del paro del mes de febrero, publicados «reflejan un repunte del desempleo en la región y son claramente consecuencia de las medidas restrictivas y limitativas adoptadas con motivo de la tercera ola por la pandemia del COVID-19».

El secretario general de Cecam, Félix Peinado, ha señalado que en Castilla-La Mancha el desempleo ha tenido su efecto, fundamentalmente, en el sector servicios, «sobre todo en el sector del comercio, la hostelería y el sector turístico, que han sido los más afectados por las medidas restrictivas, junto al sector agrario, donde se ha producido una finalización de determinadas campañas agrícolas», ha informado Cecam en nota de prensa.



Al mismo tiempo, Peinado ha resaltado que «llama poderosamente la atención el gran repunte que han tenido los ERTE en la región, con 2.000 empresas más y 9.000 trabajadores más que se han visto sujetos a este mecanismo, lo cual es también indicativo de que las empresas de nuestra región, ante todas esas medidas restrictivas y limitativas de la actividad que se han adoptado, han tenido que acogerse a los ERTE para no tener que acudir al desempleo».

En este sentido, ha recordado Félix Peinado, «creemos que los ERTE es una medida positiva, una medida negociada por los agentes sociales con el Gobierno a nivel nacional que está sirviendo como verdadera barrera de contención para el desempleo». «Lo que pedimos es que vaya más allá de mayo de este año como está inicialmente previsto, porque está claro que para entonces no nos habremos recuperado y si esta herramienta no continúa todos esos trabajadores y empresas que se están viendo afectados tendrán que recurrir a otras vías de regulación de empleo».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre