La Federación Intersectorial de Autónomos de Castilla-La Mancha (CEAT) ha alertado de la «situación límite» de los autónomos en la región pese al leve repunte de afiliación en febrero, que se debe principalmente» al empuje del sector de la construcción que registra un incremento de 146 autónomos más respecto al mes anterior», frente a la pérdida en 46 autónomos afiliados en el sector de hostelería.

Haciéndose eco de los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Castilla-La Mancha suma en febrero 311 autónomos más afiliados al RETA respecto al mes de enero, fijando el número total de autónomos en alta en nuestra Región de 148.481.



Por provincias, el mayor incremento lo presenta Toledo con 123 autónomos más respecto al mes de enero, junto con Albacete, con un incremento de 90 afiliados. Por su parte, Ciudad Real registró 49 afiliados más, Guadalajara 36 y Cuenca 14 autónomos más, siendo la provincia que menos ha subido, informa CEAT en nota de prensa.

Frente a estos datos, el presidente de la Federación Intersectorial de Autónomos, Ángel López, advierte que el hecho de que los autónomos sigan en alta en el RETA no quiere decir que estén generando ingresos, pues muchos de ellos siguen «con la persiana bajada» o trabajando «a medio gas», especialmente en el sector servicios, lo que no permite ni siquiera cubrir los costes mínimos derivados de su actividad.



En este sentido, desde CEAT Castilla-La Mancha se ha valorado positivamente la ampliación de crédito aprobada por la Consejería de Economía, Empresas y Empleo para las ayudas al inicio de actividad de los autónomos y al autónomo colaborador, incrementando la cuantía inicial de 1,9 millones de euros a 10 millones de euros.

En palabras de Ángel López, es necesario que los autónomos de Castilla-La Mancha aprovechen al máximo las ayudas de que disponen y que las mismas se doten de unos fondos adecuados. Al tiempo, apunta que no se puede fiar todo a las ayudas y que «es vital recuperar la normalidad en términos parecidos a los que había antes de la pandemia, ya que las restricciones a la actividad empresarial de los autónomos están provocando que muchos se queden por el camino de forma irreversible».



En relación con el anuncio del Gobierno Nacional sobre la puesta en marcha de un paquete de ayudas por importe de 11.000 millones de euros para empresas, pymes y autónomos de los sectores más afectados por la crisis, el presidente de CEAT Castilla-La Mancha se ha mostrado a la espera de conocer el detalle de estas ayudas y cómo se van a articular, esperando que las mismas «lleguen en el mayor número posible a los autónomos castellano manchegos, si bien, a priori, todo parece indicar que no serán suficientes para cubrir las pérdidas que los empresarios autónomos llevan acumuladas».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre