Los sindicatos CCOO y UGT han vuelto a salir a las calles de Castilla-La Mancha este 1 de mayo tras la pausa que se produjo el pasado año debido a la pandemia del coronavirus, con el fin de pedir a los políticos «que den la cara» y cumplan con la clase trabajadora de la Comunidad Autónoma.

Así lo han destacado en la manifestación que se ha celebrado en Toledo el secretario regional de CCOO, Paco de la Rosa y la secretaria regional de Empleo de UGT, María Isabel Carrascosa, en una manifestación que ha vuelto a partir de la plaza de toros de la capital regional para concluir en la Plaza de Zocodover y ha la que han acudido unas 500 personas.



De la Rosa ha señalado que durante este paréntesis en el que no se han podido celebrar el 1 de mayo en las calles los trabajadores sí que han estado en sus puestos de trabajo y en la calle «jugándose la vida». «Hay que lamentar miles de trabajadores que han muerto por COVID desempeñando su trabajo. Hombres y mujeres que cada mañana salían de las calles con el único afán de servir a los ciudadanos», ha añadido.

Ha hecho extensible también este reconocimiento a los trabajadores ya jubilados que, después de «levantar el país» han perdido la vida sin poder en muchos casos despedirse de sus propios familiares. Momento en el cual ha aprovechado para señalar que la gestión en las residencias ha sido «muy lamentable».



«Este país tiene una deuda con sus trabajadores y hoy queremos salir a la calle a gritarlo bien fuerte», ha sostenido De la Rosa, que ha añadido que esta es la razón por la que el lema de la manifestación de este año –‘Ahora toca cumlir. Un país en deuda con su gente trabajadora’– le parece «muy acertado» y le ha llevado a decir que sin los trabajadores la pandemia hubiera sido mucho peor.

EL FUTURO «NO PINTA BIEN»

No obstante, el secretario regional de CCOO ha lamentado que el futuro que hay por delante «no pinta bien» debido al desempleo, la precariedad laboral, la población activa bajando, las mujeres renunciando a buscar un puesto de trabajo, las pensiones más bajas de los países más avanzados de Europa o un SMI que «todavía no es suficientemente digno».



«Por tanto, este año los políticos tiene que dar la cara y si en este país está gobernado por Unidas Podemos y el PSOE, tiene que demostrar que son progresistas y que miran por los trabajadores con la nueva reforma laboral, el aumento de una vez por todos del SMI y un sistema público de pensiones que tiene que estar garantizado hoy y en el futuro», ha argumentado.

También ha expuesto sus exigencias al presidente regional, Emiliano García-Page, al que ha dicho que una vez que este constituido el consejo de dialogo social se debe empezar a discutir, además de cómo atraer empresas o potenciar las actuales, por los trabajadores de la región, por empleo y pensiones o qué hacer con un plan de empleo que «tiene que llegar a todos los rincones de la región».



En la misma línea, la secretaria regional de Empleo de UGT ha dicho que este 1 de mayo debe servir para reivindicar un país en deuda con la clase trabajadora. «Tenemos que hacer un reconocimiento a los trabajadores de los servicios esenciales que en lo más crudo trabajaron para sacarnos adelante y porque han estado a la altura».

APOSTAR POR LOS TRABAJADORES

«Ahora toca apostar por ellos y exigir a al Gobierno que derogue la reforma laboral, pedir que se mantengan los ERTE para que no se destruyan más puestos de trabajo, acordarse de los que tienen el salario más bajo y subir el SMI; y un sistema de pensiones justo y sostenible», ha argumentado.



También ha tenido palabras para los desempleados de Castilla-La Mancha, solicitando cumplir con ellos adoptando políticas activas de empleo y reforzando el «escudo social» para que los más desfavorecidos –mujeres, jóvenes y mayores de 55 años– puedan tener un empleo. «Nuestro trabajo desde el sindicato será siempre en de la lucha y el trabajo a través diálogo, respeto y negociación colectiva», ha concluido.

En Castilla-La Mancha, –cumpliendo con todas las medidas de seguridad– las manifestaciones han tenido lugar en la Plaza de Altozano de Albacete, donde han participad alrededor de 400 personas; y desde la calle General Benavent a la Estación de ferrocarril de Alcázar de San Juan, donde ha habido unas 300 personas.



Asimismo, unas 400 personas han participado en la manifestación desde la estación de ferrocarril a la Plaza de España en Cuenca, unas 2.000 desde la Glorieta Virgen de Gracia hasta la Concha de la Música en Puertollano y unas 400 en la concentración de la Plaza de Santo Domingo de Guadalajara. Además, también ha habido una concentración en la Plaza del Pan de Talavera de la Reina.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre