Ante la conmemoración este viernes 18 de diciembre del Día Internacional del Migrante desde CCOO de Castilla-La Mancha plantea una reflexión para asumir las migraciones como un factor de normalidad en cualquier sociedad humana y pide actuaciones «más potentes» que ofrezcan oportunidades de empleo de calidad para las personas migrantes.

«En la actualidad, la globalización, junto con los avances en las comunicaciones y el transporte, ha incrementado en gran medida el número de personas que tienen el deseo y la capacidad de mudarse a otros lugares», señala en nota de prensa la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO, María Ángeles Castellanos, donde añade que sin los movimientos migratorios, en la Unión Europea la población se habría reducido en medio millón.



En Castilla-La Mancha en 2019 el saldo migratorio con el extranjero fue positivo y alcanzó las 13.982 personas, pero si desgranamos las cifras por nacionalidad, es la población extranjera la que hace subir este saldo ya que en 2019 el saldo migratorio de la población de nacionalidad española en la región vuelve a ser negativo, es decir, continúa la emigración.

Según añade, en los movimientos migratorios de Castilla-La Mancha son las mujeres las que tienen mayor presencia y suponen el 52% del saldo migratorio total de 2019 y el 59% en el caso del saldo migratorio de personas con nacionalidad española.



«En este día llamamos a reflexionar sobre cómo sería un día sin migrantes, cómo sería la sanidad de muchos países sin el personal sanitario que emigró desde España, o cómo sería la vida de muchas personas mayores o dependientes de Castilla-La Mancha sin los cuidados que les proporcionan las personas migrantes. O qué habría pasado con los 3.782 millones de euros que aportó al PIB regional la agricultura en 2019, sector en el que más del 40% de las personas que trabajan son migrantes», subraya.

De este modo, reclama actuaciones «más potentes» que ofrezcan oportunidades de empleo de calidad para las personas que se han visto obligadas a emigrar de Castilla-La Mancha y para las que vienen a Castilla-La Mancha a trabajar.



«Y no podemos dejar de señalar que hay que combatir los discursos de odio lanzados por la ultraderecha que por un lado criminalizan la inmigración pero quieren trabajadores y trabajadoras migrantes, eso sí, sin derechos», concluye la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre