La secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO, María de los Ángeles Castellanos, ha advertido de que el paro registrado ha bajado en Castilla-La Mancha en el mes de mayo a la vez que ha subido la afiliación a la Seguridad Social, variaciones que se asientan sobre la base de la «precariedad» que define el empleo en la comunidad autónoma.

«La transformación que necesita la región debe hacerse sobre la base de creación de empleo de calidad. Estamos inmersas en un proceso de cambio acelerado por la pandemia y por los fondos que se están inyectando en la economía para paliar los efectos negativos de la crisis sanitaria», ha afirmado Castellanos, según ha informado en nota de prensa el sindicato.

Dicho esto, ha considerado que los fondos europeos han de tener un efecto transformador de la economía y del empleo y «no pueden traducirse en un incremento de los beneficios empresariales a costa de la precarización del empleo y de las vidas».

«Castilla-La Mancha debe aprovechar estos recursos para mejorar la calidad del empleo y así mejorar la calidad de vida de quienes residen en la región, sin duda, esta es la mejor fórmula para asentar población. Sin opciones de vida digna, algo que pasa por el empleo digno, difícilmente existirá motivación para permanecer en los pueblos de nuestra región», ha avisado.

Según CCOO, el paro ha bajado tanto entre los hombres como entre las mujeres, aunque el descenso ha sido menor entre estas últimas. La brecha de género «sigue aumentando» y para el sindicato combatirla es uno de los grandes retos, a la vez que hay que dar soluciones a las casi 100.000 personas paradas de la región que no tienen ni prestación ni subsidio y a las más de 95.000 que tienen 45 años o más.

«Nadie puede quedarse atrás, es necesario acompasar la recuperación de las empresas con la recuperación del empleo y de las personas», ha subrayado Castellanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here