El Gobierno de Castilla-La Mancha ha confirmado once positivos, tras el brote relacionado con un viaje de estudios en Mallorca, localizados en las provincias de Toledo y Guadalajara, así como 85 personas evaluadas en la región.

«Tenemos una amenaza importante tras la fiesta de Mallorca. Esperamos que salgan algunos más, por la relación que estamos teniendo con las familias y las agencias de viajes. Esperemos que no sean muchos, para que el grado de propagación del virus no sea mayor», ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández.

El titular de la Sanidad regional ha recibido la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, en el Hospital de Ciudad Real.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here