El Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido suspender la actividad lectiva en los centros educativos no universitaria al menos los próximos lunes y martes debido a la incidencia de la borrasca Filomena en el territorio regional y la previsión de heladas a la que dejará paso el temporal de nieve, tal y como ha confirmado a Europa Press la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez.

Esta decisión se ha tomado tras la reunión mantenida este mismo sábado entre el presidente regional, Emiliano García-Page, la propia Rosa Ana Rodríguez, y los consejeros de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina; de Fomento, Nacho Hernando; y el vicepresidente autonómico, José Luis Martínez Guijarro.



Rodríguez ha apuntado que la suspensión se decreta debido al «gran problema de movilidad» que va a existir a lo largo de toda la red de carreteras.

Tras recordar que la región ya se adelantó a las malas previsiones meteorológicas aplazando al lunes el inicio del segundo trimestre, ha indicado que ahora es «una obligación» volver a paralizar el arranque de las clases tras escuchar los informes de las direcciones generales de Protección Ciudadana y de Carreteras.

«Nos indican que la movilidad en algunos espacios de carreteras va a ser complicada y nosotros queremos la seguridad de toda la comunidad educativa», ha enfatizado Rodríguez.



Además, dependiendo de la situación, abre la puerta a estudiar la forma de proceder a partir del miércoles, ya que dependiendo del contexto y en previsión de fuertes heladas «se tomará una decisión» a partir del martes.

EL CONSEJO ESCOLAR DECIDIRÁ EL AJUSTE DEL CALENDARIO

Tal y como ha apuntado, ahora será en el seno del Consejo Escolar donde se tome la decisión de cómo ajustar el calendario para recuperar los tres días lectivos que Filomena ha obligado a dejar perder.

Según ha indicado, el servicio de comedor escolar también se interrumpe ante la imposibilidad de prestarlo. Además, ha señalado que ya se ha puesto en contacto con los rectores de las dos universidades que operan en territorio regional, la UAH y la UCLM, para ponerse a su disposición y adoptar medidas de forma conjunta si fuera necesario.



Otro de los extremos acordados en esta reunión es dar instrucción a los centros educativos para que mantengan los edificios perfectamente calefactados y preparados para recepcionar a los alumnos cuando puedan abrirse las puertas.

Así, se solicita que durante los días de suspensión de la actividad lectiva presencial se procuren las medidas oportunas para el acondicionamiento de los centros educativos, especialmente, la supervisión del estado de las instalaciones y el encendido de calefacciones, coordinado con los ayuntamientos en el caso de los centros de Educación Infantil y Primaria.

A la espera de la evolución de los efectos de la borrasca y el ajuste de las medidas establecidas, se comunica desde la Consejería que permanezcan atentos a las informaciones oficiales transmitidas a través de los medios de comunicación, medios oficiales de información y consulta del estado de las alertas, al Portal de Educación y seguir las indicaciones que se den al respecto de la evolución de la situación.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre