La Seguridad Social perdió una media de 46.346 afiliados extranjeros el año pasado (-2,2%), con lo que 2020 se cerró con 2.078.636 trabajadores inmigrantes inscritos en el sistema, según ha informado este jueves el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Sin embargo, Castilla-La Mancha fue una de las seis comunidades autónomas que ganó en el cómputo global del año, escalando un 2,08% hasta un total de 66.936.



Esta cifra la consigue pese a dejarse 295 en el último mes del año, cifra alcanzada después de que Albacete perdiera 643; Guadalajara 198; Toledo 37; y Cuenca 14; con una subida de 597 en la provincia de Ciudad Real.

El descenso nacional, de su lado, se produjo a pesar de que en el último mes de 2020 se consiguieron sumar 4.895 cotizantes extranjeros más respecto al mes anterior (+0,24%).

A cierre de diciembre había 106.084 trabajadores extranjeros más que los registrados de media en abril, el punto más bajo de la serie durante la pandemia, cuando el promedio de inmigrantes afiliados fue de 1.972.552.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre