El Gobierno de Castilla-La Mancha no tiene intención «en ningún caso» de variar las medidas que en este momento están en marcha en el sector hostelero porque «están siendo eficaces y han permitido reducir a la mitad la transmisión del virus en el último mes».

Su portavoz, Blanca Fernández, preguntada al respecto en la rueda de prensa para dar cuenta de los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno, ha explicado que el decreto publicado el lunes sobre hostelería daba margen a las comunidades autónomas para adaptar esas normas a cada región.

Según ha asegurado, «es perfectamente compatible, y los datos así nos los dicen, esta apertura todavía controlada con el control del virus». «Entendíamos que el decreto nos daba ese margen de maniobra, pero hoy en el Consejo Interterritorial esa norma se convertirá previsiblemente en recomendación, por lo tanto más a nuestro favor».

«Lo que sí hicimos el viernes y el sábado es comunicarle a los interlocutores del sector de la hostelería nuestra intención. Ellos estaban tranquilos», ha confesado Blanca Fernández.

No obstante, sí que ha tenido palabras de rechazo hacia el PP, quien, ha lamentado, «se ha dedicado a remover para intentar generar zozobra», en un momento en el que lo que se necesita son «certidumbres». «No se trata de ponerle permanentemente palos en la rueda al Gobierno, sino de lo que se trata es de tener medidas sensatas que permitan que la economía funcione al mismo tiempo que preservamos la salud pública», ha advertido la portavoz gubernamental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here