El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado un total de tres partidas por un valor total cercano a 1,5 millones de euros destinados a seguir mejorando sus políticas en gestión forestal, con dinero repartido en varias líneas de actuación, desde proyectos de ordenación del mapa forestal hasta la mejora de centros de interpretación de espacios naturales o la contratación de tres nuevos técnicos.

En primer lugar, más de un millón de euros irán destinados a 65 proyectos de ordenación y 15 planes técnicos en la búsqueda de una gestión forestal sostenible de las masas forestales con un doble objetivo, “fijar población y crear prosperidad y empleo en la zona haciendo un uso óptimo de los bosques”.

Con esta actuación se pretende además “contribuir a la lucha contra el cambio climático” teniendo en cuenta que servirá para mitigar la emisión de dióxido de carbono en lo que se convierte en “una muestra más de la apuesta del Gobierno de Castilla-La Mancha por una gestión forestal sostenible”.

El segundo de los acuerdos pasa por aportar 276.000 euros para mejorar la atención a realizar a los visitantes de centros de interpretación de la naturaleza repartidos por la región.

Así, a través de un acuerdo con la empresa pública Geacam, con este montante se reforzará la atención en el centro de las Lagunas de Ruidera, además de que se acometerán actuaciones para mejorar zonas de baño como el Puente de San Pedro en el entorno de Poveda (Guadalajara) o en la microrreserva de La Garganta de Las Lanchas en la provincia de Toledo.

Un tercer acuerdo pasa por inyectar 114.000 euros para contratar a tres nuevos técnicos que pasen a formar parte de la plantilla de 68 personas que trabajan en los espacios naturales de Castilla-La Mancha en materia de transición energética, cuya labor va encaminada a poner en marcha actuaciones de eficiencia energética para pequeñas y medianas empresas del entorno.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here