El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Asuntos Europeos, ha acercado a los alumnos de la Universidad regional la Agenda Digital Europea a través de un seminario, desarrollado este miércoles, y en el que se han dado a conocer esta iniciativa clave de la Unión Europea, incluida en la Estrategia Europa 2020, y que ahora es uno los seis grandes objetivos de la Comisión Europea para el periodo 2019-2024.

La directora general de Asuntos Europeos, Virginia Marco, que ha inaugurado la jornada junto al rector de la Universidad, Julián Garde, ha recordado que con el inicio del mandato de Úrsula Von der Leyen al frente de la Comisión, Europa se fijó el doble reto de la transformación digital y de la transformación verde. «Un doble reto que va de la mano pues no puede entenderse que un uso más eficiente de los recursos y una sociedad menos contaminante no pueda hacerse sin la ayuda de las tecnologías digitales», según ha informado la Junta en nota de prensa.

Así, a lo largo de este seminario representantes de diversas instituciones y órganos –Jorge Remuiñán Suárez, responsable de Políticas en DG Connect de la Comisión Europea; Alipio García Rodríguez, director general de Cohesión Territorial; Regina Leal, directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam); María Ángeles Marchante Calcerrada, directora general de Inclusión Educativa y Programas; Juan Ángel Morejudo Flores, director general de Administración Digital; Juan Miguel Márquez Fernández, técnico del Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad; y Susana de la Sierra Morón, directora del Aula UCLM-Gabeiras. Sociedad Digital, Cultura y Derechos Fundamentales– han explicado la forma en la que las tecnologías digitales inciden en el día a día del bienestar de las personas, la competitividad de las empresas, en sectores como la sanidad, la educación, las redes, la administración pública y también qué retos y oportunidades ofrece la agenda digital.

En este sentido, Marco ha apuntado que el Next Generation, dirigido a apoyar las inversiones y las reformas de carácter estructural en los países de la Unión Europea tras la pandemia, tiene en la transición digital uno de sus pilares fundamentales.

Y es que la transformación digital de la sociedad y de la economía ha convertido a las competencias digitales en instrumentos esenciales para poder aprovechar las oportunidades que ofrece desde el punto de vista económico, social y ambiental: nuevas formas de prestación de servicios, nuevos perfiles profesionales, oportunidades de negocio para las empresas y nuevas posibilidades de acceso a la información y a los servicios públicos y a la actividad económica en todo el territorio nacional.

«La transformación digital debe venir acompañado de un cambio en las personas», ha apuntado Marco, que ha añadido que «es evidente que la pandemia ha impulsado la digitalización que debe venir acompañada de una mejora en el acceso telemático a los servicios por parte de los ciudadanos».

ALFABETIZACIÓN DIGITAL Y COHESIÓN TERRITORIAL

Durante su intervención, la directora general de Asuntos Europeos ha apuntado a la necesidad de que las competencias digitales se desarrollen en todos los niveles educativos, desde la educación temprana hasta los estudios dirigidos a la obtención de una cualificación profesional o académica ya que las empresas demandan ya empleados con competencias digitales toda vez que las nuevas tecnologías también están presentes en la vida personal.

Finalmente, Marco se ha referido a la brecha digital o la denominada «cohesión digital, concepto al que cabría añadirle el papel que la digitalización puede desarrollar para fomentar la cohesión en la Unión Europea para dar respuesta a los retos sociales y a los retos demográficos que tan importantes son en una región como la nuestra, el cambio climático y un entorno laboral cambiante al tiempo que no se deja a nadie en el camino».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here