Se cumple casi un mes desde que el Gobierno regional aplicaba en Castilla-La Mancha medidas más duras para contener la expansión del virus. Concretamente, desde el 18 de enero la región ha mantenido las medidas de nivel 3 reforzado, el toque de queda entre las 22:00 y las 07:00 horas, el cierre de la hostelería y el cierre de todos sus municipios.

Tras el anuncio de dos prórrogas de 10 días cada una de la extensión de las medidas, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ya anticipaba el pasado lunes que se relajarían las medidas restrictivas durante el fin de semana. Todo ello, en una semana marcada por las protestas del sector de la hostelería, quienes reclaman ser de los pocos sectores que aún permanecen cerrados, y quienes han tenido que seguir adelante con su negocio haciendo frente a los gastos sin ningún ingreso.



Entonces, ¿qué nuevas medidas nos esperan desde este fin de semana? Tras el Consejo de Gobierno extraordinario celebrado durante este jueves, el gobierno regional ha concluido que toda Castilla-La Mancha pasará a nivel 3 especial, en lugar del nivel 3 reforzado que se aplicaba en la actualidad, salvo en los casos de los municipios de Fuensalida, Torrijos y Casarrubios. Este cambio supone la apertura del cierre perimetral: se permite la movilidad entre municipios y provincias, pero no fuera de la región.

Además, se abren bares y restaurantes: con un 50% de aforo en las terrazas y 1/3 en los interiores, siempre cumpliendo las medidas de higiene y distancia y sin incluir las opciones de barras o de tener usuarios en pie. Podrán permanecer abiertos hasta las 21:00 horas. Asimismo, se mantiene el toque de queda entre las 22:00 y las 07:00 horas y grupos con un máximo de 6 personas.



Los clientes, eso sí, tendrán que descargarse un código QR para poder entrar en los locales de ocio y así poder tener un registro detallado de todos los movimientos de personas en estos locales.

Entre las nuevas medidas, también abrirán las bibliotecas y los archivos en un 1/3 de aforo; los hoteles podrán contratar el 50% de su capacidad y podrán utilizar sus zonas comunes en un 25%; los mercadillos continuarán con un 1/3 de aforo y manteniendo la distancia de 4 metros entre puestos; los gimnasios abren a un 50% de aforo; y las tiendas, establecimientos y comercio deberán mantener las medidas de higiene y distancia de seguridad.

Todas estas medidas entrarán en vigor desde las 00:00 horas de esta noche y se aplicarán durante 10 días.



Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, tras explicar que las medidas aplicadas «han dado sus frutos», como reflejan los datos de incidencia por habitantes. Sanz ha especificado que hace 14 días la incidencia acumulada en la región era de 1.269 por cada 100.000 habitantes, cifra que disminuía hasta los 1.065 en el caso de la incidencia de hace 7 días. Sin embargo, este miércoles se registra una incidencia de 194 por cada 100.000 habitantes, por debajo de la media nacional (210).

Cabe recordar que aunque estas medidas se aplicarán de cara a este fin de semana, el presidente regional ya adelantaba durante este miércoles su intención de volver a rebajar las medidas de restricción dentro de otros 10 días si las cifras de contagios continúan bajando como hasta ahora.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre