Dice que los cambios no solucionan el problema de «radicalidad» del Gobierno, con ministros de Podemos que ven en Cuba una «referencia»

El líder del PP, Pablo Casado, ha acusado al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de generar «inestabilidad» al remodelar su Gobierno en «plena quinta ola» y de no solucionar su «problema» de «radicalidad» porque, a su juicio, pese al «disfraz» «siguen los mismos», como el ministro Alberto Garzón, al que «no ha podido cesar». Además, ha augurado que Nadia Calviño, que ha pasado a ser ahora la vicepresidenta primera, acabará como el exvicepresidente socialista Pedro Solbes «abandonando el barco cuando ya tiene demasiada agua».

Así se ha pronunciado Casado en la clausura las jornadas ‘Reto Demográfico y despoblación rural’ organizadas en Toledo por la Fundación Concordia y Libertad y que ha contado también con la intervención del presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez.

Dos días después de la crisis de gobierno, el jefe de la oposición ha afirmado que en esta «partida de ajedrez» han cambiado «los peones» pero «sigue la reina», que es el independentismo y Bildu, que «son con los que está jugando el Rey, que es el que se cree que puede cambiar a quien quiera a su alrededor porque sólo de él depende toda la estabilidad de España».

Sin embargo, ha dicho que el «problema» es que este «tipo de cambios políticos y partidistas en plena crisis y en plena quinta oleada de la pandemia es de una gran irresponsabilidad» porque «manda un mensaje de inestabilidad que cala mucho en los inversores y en los emprendedores», que piensan que «no se da el contorno para poder seguir tirando para adelante».

En este punto, ha señalado que tras la «purga» en el Gobierno «se da paso a una estampida» y ha citado como muestra de ello la marcha del secretario de Estado de España Global, Manuel Muñiz, «igual que las últimas semanas cinco altos cargos de la vicepresidenta Calviño se han ido» y «se dice que no van a ser los últimos», según ha apostillado.

Casado ha hecho hincapié en el «disfraz» de Sánchez al poner como vicepresidenta primera a Calviño cuando los ministros económicos «le llevan la contraria y su propio equipo» en el Ministerio «abandona el barco porque da por hecho que no va a tener los condicionantes». «Auguro a Calviño que va a acabar como Solbes, abandonando el barco cuando ya tiene demasiada agua en esas vías de acceso que estamos viendo», ha pronosticado.

«SÁNCHEZ NO MANDA SOBRE LOS MINISTROS DE PODEMOS, LOS MÁS RADICALES»

Además, ha señalado que, junto a la «inestabilidad» hay un «problema de radicalidad» porque «siguen los mismos», como el ministro Garzón, al que no ha cesado pese a haberlo «rectificado» públicamente por sus declaraciones defendiendo reducir el consumo de carne.

«¿Si no puedes echar a un ministro qué mensaje estás dando? A Sánchez le gusta el chuletón al punto, me alegro por su información, pero se ve que a los ministros de Podemos les gusta el presidente al punto porque se han reído de él a la cara y no ha podido cesarlos. Ha demostrado que son dos gobiernos en uno, una confederación de gobiernos», ha exclamado.

En este punto, ha dicho que Sánchez «no manda sobre cinco ministros de Podemos, los más radicales», entre los que ha citado a Yolanda Díaz, quien, según ha recordado, llegó a decir en Twitter que Fidel Castro era «una referencia de todo lo que había hecho». «Lo digo hoy que hay protestas en toda Cuba pidiendo democracia y libertad», ha enfatizado.

Así, ha criticado que en España haya «cinco ministros que reivindican a Cuba como un paraíso democrático» cuando es «una dictadura de 60 años». A su entender, es un Gobierno que «tiene como referencia a Cuba» como «dicen en Twitter». «¿Esto es moderación? ¿Eso quiere usted, Sánchez? No nos dejemos engañar por las apariencias ni por celofanes con los que se envuelve todo», ha proclamado.

Casado ha pronosticado además que la legislatura «acabará rota» por la exigencia del republicano Oriol Junqueras, «el jefe de los jefes de Sánchez», en su exigencia de autodeterminación y amnistía «para las personas encausadas por agredir, romper escaparates y tirar piedras a la Policía».

«TENEMOS UN PLAN Y SOMOS ALTERNATIVA»

En su intervención, el jefe de la oposición ha subrayado que el PP tiene «un plan» para España y es «alternativa» al Gobierno de Pedro Sánchez. «Somos alternativa, no solo en las encuestas, lo somos para los españoles», ha declarado.

Asimismo, ha indicado que tiene que «quejarse» del Gobierno porque «para eso le pagan», dado que es «el líder de la oposición» y el actual Ejecutivo se caracteriza por la «inestabilidad», la «radicalidad» y la «incompetencia» en la gestión.

Casado ha clausurado las jornadas ‘Reto Demográfico y despoblación rural’ donde ha presentado los puntos de su oferta de pacto de Estado en esta materia. Según ha añadido, son propuestas que llevarán a la Convención Nacional del PP que se celebrará los días 2 y 3 de octubre en Valencia y donde, según ha dicho, se presentará la «alternativa» del PP.

«Pretendemos que se trace una alternativa clara y a los políticos nos pagáis el sueldo para ser útiles y no para crear problemas sino para resolverlos», ha señalado, para añadir que en la oposición llevarán esas propuestas al Parlamento a través de proposiciones y en cuanto lleguen al Gobierno presentarán «un plan de choque de recuperación».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here