La Consejería de Fomento de Castilla-La Mancha apuesta por una rehabilitación de viviendas de carácter social y distributivo a través de los fondos europeos Next Generation, proponiendo que se puedan designar barrios donde estas ayudas sean del cien por cien y la mayor parte sea en deducciones o reducciones en el IRPF.

«Hay familias que cobran 12.000, 13.000 o 14.000 euros al año y que se les da ayudas de 20.000 euros al año, pero lo que tienen que pagar de IRPF al año siguiente les puede suponer la quiebra de la economía familiar», ha explicado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, antes de reunirse con Fereco en la Delegación de Fomento de Albacete.



Esto, según ha dicho, se traduce en una brecha entre barrios. «Necesitamos una rehabilitación que no solo sea de aquellos que tienen dinero para hacerla, porque si no lo que sucede es que hay barrios que pueden permitirse rehabilitar y otros que llevan más de 30 años sin ver un albañil», ha señalado el consejero.

También propone un modelo de gestión similar al ‘plan pive’ o ‘renove’ «para construir un conducto y un circuito administrativo en el que el sector privado haga de palanca» y agilizar así los trámites.»Nadie pide un ‘plan pive’ a la Subdelegación del Gobierno porque ya lo hace el concesionario, aquí también queremos que el mundo empresarial se implique».

LEY SUMA



Sobre la nueva Ley SUMA, Hernando ha destacado una de sus principales novedades que permitirá emitir una declaración responsable para obras menores, como licencias de ocupación o la instalación de placas fotovoltaicas, sin la necesidad de gestionar una tramitación urbanística.

«De esta manera ayudamos a los Ayuntamientos de Castilla-La Mancha a no tener que destinar tantos recursos y poder dedicar más tiempo a grandes proyectos que tienen que ver con seguir creando puestos de trabajo».

C-LM LA COMUNIDAD CON LA MENOR CAÍDA DEL PIB



El consejero se ha mostrado satisfecho con la gestión del gobierno regional durante la pandemia, destacando que Castilla-La mancha es la región en la que menos ha caído el PIB y donde menos se ha destruido empleo, llegando a conseguir un mínimo superávit del 0,35%.

Además, según Hernando, se han llegado a tramitar más de 300 proyectos por valor de más de 650 millones de euros de capital privado.»Estamos contentos porque estamos viviendo momentos difíciles y, sin embargo, tenemos que tener una mínima perspectiva e ilusión a la hora de saber que estamos con un andamiaje que nos va a permitir reconstruir rápidamente nuestra economía».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre