La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha pedido a la ciudadanía de la región a no celebrar saliendo a la calle en movilizaciones el próximo Día Internacional de la Mujer del próximo 8 de marzo, que si bien es «un instrumento muy potente para visibilizar retos y conseguir adhesiones», en esta ocasión y debido a la crisis sanitaria la movilización «ha de ser en las redes sociales».

Por todo ello ha pedido coherencia con la situación sanitaria para evitar así movilizaciones en las calles, tras lo que ha recordado lo poco que gustaron «las caceroladas del Barrio de Salamanca lideradas por Vox» o las protestas promovidas por negacionistas.



«En consecuencia tampoco nos deberíamos plantear tomar las calles este año, porque este tipo de decisiones hoy que ya sabemos cómo se contagia el virus son poco responsables. No podemos caer en el cinismo de quien acusaba a las feministas de ser las causantes de expandir el virus mientras que justificaba su propio Vistalegre en el mismo fin de semana, ni de aquellos que han promovido manifestaciones contra el confinamiento para desgastar al Gobierno sin importarles las consecuencias sanitarias», ha apuntado Fernández.

Por último, reivindica que las mujeres son «distintas y mejores» que todo eso, y si algo caracteriza al feminismo «es que no se mira su propio ombligo». «Demostrémoslo y este año nuestras reivindicaciones canalicémoslas a través de las redes, en positivo, desde la unidad y dejando claro que volveremos a tomar las calles, llegado el momento, desde el pacifismo y con los brazos abiertos a todas la personas que se quieran sumar a la lucha por la igualdad», ha rematado, enviando «un abrazo sororo».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre