El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado el Plan de Inspección de Centros, Servicios y Establecimientos Sanitarios de la Consejería de Sanidad para el año 2021, en el que destaca un programa frente al coronavirus que garantice el cumplimiento de la disponibilidad de materiales de protección adecuados al riesgo sanitario o un programa que controle la facturación de productos farmacéuticos con usos fraudulentos.

Se pretende garantizar que se adopten las medidas organizativas, de prevención e higiene necesarias, así como el cumplimiento de la disponibilidad de materiales de protección adecuados al riesgo sanitario y del resto de aspectos regulados en la normativa de aplicación frente a Covid-19 en centros y servicios sanitarios, establecimientos sanitarios, vehículos de transporte sanitario por carretera y centros sociosanitarios y sociales de carácter residencial



Dentro de este plan de inspección, se desarrollarán el Programa de mejora de la Calidad en la Inspección; el Programa de mejora de la efectividad y de la eficiencia de las actuaciones inspectoras adaptando las actuaciones de la Inspección Sanitaria a la Administración Electrónica y utilizando y mejorando de las herramientas tecnológicas.

Con la finalidad de velar por la seguridad y la calidad de la asistencia farmacéutica de Castilla-La Mancha, se desarrollarán el programa de inspección de oficinas de farmacia, el de control de dispensación de medicamentos susceptibles de desviarse a usos no terapéuticos, el programa de control de prácticas ilegales de distribución de medicamentos, el programa de control de la asistencia farmacéutica en centros sociosanitarios, el programa de control de mercado de productos farmacéuticos y el programa de control de medicamentos veterinarios.



Asimismo, se desarrollará el programa de inspección de servicios de farmacia hospitalaria priorizando «los siguientes puntos críticos»: facturación de productos farmacéuticos en receta electrónica a pacientes que no los consumen, facturación de medicamentos susceptibles de desvíos a comercio paralelo o usos no terapéuticos y facturación irregular de medicamentos y productos sanitarios a pacientes institucionalizados.

Además, se pondrá en marcha un programa de detección de centros, servicios y establecimientos que realizan actividades sanitarias sin disponer de la preceptiva autorización administrativa y un programa de seguimiento continuado de centros, servicios y establecimientos sanitarios priorizando los centros relacionados con la obtención, almacenamiento y aplicación de órganos y tejidos, los que cuentan entre sus ofertas asistenciales con medicina estética, los consultorios dentales, los de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia y los que que realizan técnicas de Reproducción Humana Asistida.



Completan este plan el Programa de control de la Publicidad Sanitaria, el de control de los procesos de esterilización sanitarios y el de inspección de desfibriladores externos automatizados fuera del ámbito sanitario, el de control de la elaboración y el uso del plasma rico en plaquetas y el de inspección de centros y servicios sanitarios que disponen de instalaciones de rayos X de diagnóstico médico.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre