El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha invitado a los grupos parlamentarios a que se pongan de acuerdo para defender entre todos una posición única para la nueva Política Agrícola Común (PAC), al igual que han coincidido en reconocer el papel de los agricultores y ganaderos, sobre todo durante los primeros meses de la pandemia del coronavirus.

Ha sido en el pleno de las Cortes, donde se debate sobre la nueva PAC y sus efectos para Castilla-La Mancha, donde el consejero ha asegurado que esta posición única «es posible» porque es una cuestión sobre la que no deberían «tener discrepancias» en la región.



Un acuerdo que, según el consejero, beneficiaría a todos pero principalmente a «aquellos responsables de la tierra» en la región, que son los agricultores y ganaderos. Dicho esto, ha explicado que la PAC es la política más importante para ellos ya que es una contribución muy importante a la renta de los agricultores y ganaderos y para el desarrollo del medio rural y para que haya un sector agroalimentario fuerte.

Martínez Arroyo ha advertido de que la PAC es mucho más que las ayudas directas que reciben los agricultores y ganaderos, porque también es esa política de desarrollo rural a través del programa de desarrollo rural que, en Castilla-La Mancha, ha contado en el periodo del 2015-2020 con 1.485 millones de euros, ha dicho el consejero.



«Nos estamos jugando mucho» en la negociación de la PAC, ha avisado el titular de Agricultura castellanomanchego, por ejemplo en la definición de agricultor genuino, en cómo se van a repartir los fondos, si va a haber o no techo por explotación o una ayuda redistributiva, entre otros. «Son cuestiones en las cuales tenemos que acordar a partir de ahora», ha sentenciado.

Ha asegurado que se está avanzando a nivel nacional con reuniones bilaterales entre el ministro, Luis Planas, y las comunidades autónomas, avanzando que Castilla-La Mancha está citada para la próxima semana y «en principio» para el mes de mayo o junio se celebrará una conferencia sectorial donde se cerrarían mediante acuerdo «las cuestiones más relevantes», ha informado el consejero.



Asimismo, ha apuntado que el devenir de los acontecimientos en las últimas semanas le hace pensar que el acuerdo final va a incluir muchas de las cuestiones que son importantes para Castilla-La Mancha.

«HEMOS HECHO LOS DEBERES»

Ha defendido que Castilla-La Mancha se ha anticipado más que nadie a la reforma de la PAC porque la tiene trabajada desde el año 2016. «Hemos hecho los deberes y hay que intentar hacer de esta negociación una negociación mejor, porque la otra fue un fracaso».



También ha negado que el Gobierno socialista haya abocado al campo a un precipicio y ha asegurado que la situación de la agricultura, la ganadería y el sector agroalimentario en su conjunto «es hoy infinitamente mejor de lo que lo era en 2015».

Ha sido en este debate donde el consejero también ha dicho que en esta campaña se ha hecho un esfuerzo muy grande para acelerar los pagos acoplados a los ganaderos y, precisamente, ha avanzado este viernes se hará un pago de más de 4 millones de euros para 1.100 ganaderos de cebo en Castilla-La Mancha. También ha adelantado que el 30 de abril se van a pagar el saldo de los derechos especiales de ovino y caprino. Un total de 2 millones de euros para 267 ganaderos.

CS PIDE DEJAR LAS PIEDRAS A UN LADO



De su lado, la diputada regional de Cs Elena Jaime, que ha iniciado su intervención recordando a su antecesora en el cargo Úrsula López, ha lamentado que las carencias del campo regional «son evidentes» aún siendo varias las voces que piden ayudas, por lo que ha pedido al PSOE y al PP dejar «las piedras a un lado» y conseguir «entre todos» futuro y dignidad para el sector primario regional.

Así, la propuesta de resolución del partido naranja pasa por pedir al Gobierno de España garantizar que las decisiones relacionadas con la nueva PAC sean tomadas con el mayor consenso posible y con la antelación suficiente para minimizar los efectos contraproducentes de estos cambios y permitir a los afectados adaptarse a los mismos.



Modificar para el año 2022, el Real Decreto 41/2020 para, haciendo uso de la habilitación prevista en el Reglamento (UE) 2020/2220, para fijar un límite máximo a la reducción que pueden sufrir los agricultores durante el proceso de convergencia de los derechos de pago y tomar cuantas medidas sean necesarias para que los costes de la transición a un nuevo modelo de la PAC se repercutan de forma progresiva y equitativa, evitando que recaigan sobre los agricultores y ganaderos más vulnerables.

PP Y EL BOLSILLO DE LOS AGRICULTORES

Por su parte, el diputado del PP Emilio Bravo ha rechazado la PAC al afirmar que «la realidad» es que se ha «metido la mano» en el bolsillo de los agricultores porque sufrirán recortes «poco a poco», por lo que ha responsabilizado al consejero de ser el responsable del «principio del fin» del medio rural en la región.



En su propuesta de resolución, los ‘populares’ piden al Gobierno regional que la defensa de los intereses agrarios de la región partan de una postura común y consensuada, no permitir que se pierda «ni un solo euro» del presupuesto de la PAC, que ejerza su responsabilidad como organismo de control garantizando el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria o que defienda una convergencia total a nivel nacional a partir del 2023, reduciendo al máximo el número de regiones productivas.

También piden a la Junta que garantice las ayudas a la ganadería, en especial la extensiva, que planteé ecoesquemas que puedan, mejorar las líneas de ayuda, garantizar un aumento del presupuesto para la incorporación de jóvenes al sector, apostar por la formación de los profesionales y fomentar la investigación, reconocer el papel del sector agrario en la protección del medio ambiente y que el Pacto Verde no suponga la pérdida de poder adquisitivo.

PSOE: «LA PAC VA A SER UN BUEN INSTRUMENTO»

Desde el PSOE la diputada Joaquina Saiz ha defendido que esta nueva PAC va a ser «un buen instrumento» en apoyo de los agricultores y ganaderos y para el medio rural del país y, por ende, de Castilla-La Mancha, por lo que su propuesta de resolución pasa por mostrar su apoyo a las negociaciones a la Junta ante el Ministerio, defendiendo un sistema para pequeños agricultores y la definición de agricultor genuino, eliminar los derechos de pago básico de la PAC en 2023 o alcanzando una convergencia total entre regiones en 2023.

También piden mantener el techo de ayuda que actualmente establece la propuesta de la Comisión Europea, maximizar los fondos destinados a los sectores de la ganadería extensiva, establecer un conjunto de ecoesquemas que realmente puedan ser aplicables por profesionales de la agricultura y ganadería o impulsar la incorporación de las mujeres a la actividad agraria.

Asimismo, instan al Gobierno de Castilla-La Mancha a mantener la interlocución con el sector agrario de la región y manifiestan su reconocimiento al esfuerzo de los agricultores y ganaderos durante los meses de pandemia, por haber garantizado el suministro de alimentos y la seguridad agroalimentaria.

En la votación de las propuestas de resoluciones, la de Ciudadanos ha sido aprobada con 21 votos a favor, ninguno en contra y diez abstenciones; mientras que la del PP ha sido rechazada con 12 votos a favor y 19 en contra; y la del PSOE ha sido aprobada con 21 votos a favor y diez en contra.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre