El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha abogado por seguir avanzando en potenciar la investigación en el sector primario como pilar fundamental para su desarrollo.

En rueda de prensa, con motivo de la celebración del Día de la Alimentación de este año, prevista para este viernes, Martínez Arroyo ha avanzado en este contexto que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a colaborar desde el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF) con la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE) en todo lo que se pueda aportar en cultivos leñosos como viñedo o pistacho en los que la región en líder mundial.



«Es importante que la agricultura siga el camino de la innovación, algo fundamental para las explotaciones agrarias», ha defendido el consejero.

Dicho esto, el titular regional de Agricultura ha aprovechado para ensalzar el papel de los agricultores y ganaderos de la región y del país, que «han estado a la altura y al pie del cañón para que los ciudadanos del país y cualquier rincón del mundo pudieran tener acceso a productos de calidad». Por ello, la celebración de este día también ha de servir para rendir homenaje al sector primario, según el consejero.

Para ilustrar la importancia de la investigación, ha citado como ejemplo que en Castilla-La Mancha se producen al año 84 millones de kilos de semilla certificada, 12 millones de kilos más que hace dos años, a través de 47 empresas especializadas y a lo largo de 30.000 hectáreas.


Santiago Apostol

Las innovaciones en el campo castellanomanchego van más allá de la técnica, y Martínez Arroyo ha puesto en valor la evolución en cuanto a la incorporación de mujeres al sector agrícola, toda vez que el Estatuto de la Mujer Rural ha potenciado su papel.

De este modo, ha asegurado que ya son 194 los proyectos de titularidad compartida, seis veces más que hace 5 años; que el 32% de las nuevas solicitudes para acceder al sector primario son de jóvenes agricultoras; que ya hay 10 presidentas de cooperativas agroalimentarias o que en el 15% de empresas agroalimentarias ya hay gerencias ocupadas por mujeres.

ANOVE DEFIENDE LA IMPORTANCIA DE LA INVESTIGACIÓN

De su lado, la directora de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE), Elena Sanz, ha defendido la dedicación del sector al que representa en cuanto a la investigación. Dentro de un sector que factura 1.200 millones de euros al año, se dedica el 30% a avanzar en investigación y desarrollo, colocando a los obtentores vegetales a la cabeza por encima de la industria farmacéutica o los sectores de la automoción y aeroespacial.


DO La Mancha 700×200

De este modo, hay hasta 60 centros de investigación en este ámbito repartidos por toda España y el 94% de las empresas desarrollan programas al respecto.

Esta investigación hace que en los últimos 20 años se haya multiplicado la productividad en varios ejemplos como en un 270% el trigo, un 300% el olivar, un 1.200% el tomate o un 110% el maíz. Permite igualmente desarrollar multitud de variedades de cada producto. En la actualidad hay, por ejemplo, más de 300 variedades de tomate, 194 de melón o más de 300 de trigo blando o duro.

La investigación es importante también de cara a luchar contra el cambio climático, según Sanz, que ha apuntado que en los últimos 15 años gracias a la mejora vegetal se consigue ahorrar el equivalente a 22 millones de piscinas olímpicas.


Vinicola Inline

«No podemos permitirnos que los debates sobre edición genética puedan bloquear llegada de tecnologías que puedan suponer avances en modelos de producción», ha apuntado la directora de la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales.

LOS DESEQUILIBRIOS MUNDIALES CUESTAN 3,5 BILLONES DE DÓLARES

El coordinador de la celebración del Día de la Alimentación, Javier Bernabéu, ha citado por su parte el problema del exceso de peso, indicando que más de 600 millones de personas sufren obesidad mórbida.

La tasa de peso infantil, además, «está subiendo de manera alarmante», y hasta 3,4 millones de personas mueren al año por enfermedades derivadas de ese sobrepeso.



El coste estimado por la FAO de la alimentación inadecuada, tanto por defecto como por exceso, se eleva a 3,5 billones de dólares, según ha desgranado Bernabéu, «unas tres veces el PIB español».

En definitiva, la situación mundial es «difícil de entender» pero que merece ser combatida, por lo que «hay que prestar atención y tomar acción» contra estos elementos.



El problema es en la cadena de distribución, con un exceso de oferta y despilfarro alimentario en una parte del planeta; y por otro lado con la escasez en otras zonas.

Por todas estas razones, «es necesario poner en marcha toda la tecnología y avances científicos que permitan innovaciones para ayudar a resolver estos problemas», ha concluido.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre