La Guardia Civil de Toledo, con la colaboración de la Policía Nacional y con personal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social, ha realizado una operación policial en un club de alterne de la provincia de Toledo. Estos reconocimientos se realizan con el principal objetivo de prevenir la trata de seres humanos y explotación laboral. Además, debido a la situación actual de crisis sanitaria, por parte de la Guardia Civil se está comprobando el eficaz cumplimiento de toda la normativa en lo concerniente al COVID-19.

Durante el presente mes de agosto, se están recibiendo en las diferentes unidades de la Guardia Civil de Toledo, llamadas de ciudadanos comunicando la apertura de diferentes establecimientos los cuales deberían encontrarse cerrados al público, encontrándose este cierre expresamente recogido en el Decreto 49/2020. Ante estos hechos la Guardia Civil de Toledo, en aras de garantizar el efectivo cumplimiento dela normativa vigente, realiza las citadas operaciones policiales a estos establecimientos, según ha informado la Benemérita en nota de prensa.


Santiago Apostol
DO La Mancha 700×200

La Guardia Civil, tras recibir la información de la apertura al público de un club de alterne en la provincia, comprobó que tal extremo era cierto, todo ello a pesar de la expresa prohibición de apertura de este tipo de establecimientos.

Tras corroborar la información por parte de las unidades territoriales, por parte de la Jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil de Toledo se planificó una operación policial, contando para ello con la colaboración de la unidad de Extranjería de la Policía Nacional de Toledo y con personal de Inspección de Trabajo y Seguridad Social. En este reconocimiento han tomado parte las unidades de la Guardia Civil Compañía de la Guardia Civil de Ocaña, Puesto de la Guardia Civil de Ocaña, Equipo de Investigación de Ocaña, Equipo de Policía Judicial de Villacañas, Unidad de Seguridad Ciudadana de Comandancia (USECIC), Servicio Cinológico, Servicio de Información y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Toledo (UOPJ), en total más de 40 agentes.

Durante el trascurso del operativo se ha identificado a 18 clientes y a 23 trabajadoras, obteniendo como resultado la instrucción de 42 actas y denuncias por infracciones administrativas, concretamente 22 actas de la Inspección de Trabajo, 3 actas por extranjería realizadas por los agentes de Policía Nacional, 3 actas por tenencia de droga, 4 actas por fumar en el interior de un establecimiento público, 9 actas por no utilizar la mascarilla obligatoria y un acta por la apertura de un establecimiento el cual la tiene expresamente prohibida.


EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre