La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a cuatro años y un día y a dos años y medio respectivamente a los dos acusados, uno de ellos reincidente, de perpetrar varios robos en Argamasilla de Alba y Tomelloso en 2017.

La sala ha dado como probado que sobre las 13.00 horas del 28 de junio de 2017 cuando los acusados acudieron un comercio de venta de electrodomésticos de Argamasilla de Alba, donde procedieron a forzar el marco y la cerradura de la puerta de acceso a establecimiento para acceder al interior. Tras no poder acceder, abandonaron el lugar tras causar desperfectos valorados en 206 euros.



A continuación, y ya sobre las 14.20 horas, se dirigieron un supermercado la misma localidad -donde habían accedido unos minutos antes para comprobar los medios de seguridad de que disponía- y, mientras la acusada ejercía funciones de vigilancia, su compañero accedió al interior tras fracturar la cerradura de la puerta trasera del establecimiento, donde se encontró a un trabajador que desempeñaba funciones burocráticas, procediendo a abandonar el lugar tras ocasionar desperfectos por valor de 92,50 euros.

Acto seguido, sobre las 14.50 horas, ambos acusados se dirigieron a una oficina de seguros, también en Argamasilla de Alba y, nuevamente tras vigilar el lugar la acusada, su compañero accedió al interior tras forzar el panel inferior de la puerta de aluminio, valorados en 202 euros y sustrajo 178 euros en efectivo.



La sentencia señala que ninguno de los establecimientos mencionados se encontraba abierto al público en el momento de los hechos.

Unos días después y «con el mismo propósito de adueñarse de lo ajeno», continúa el relato de la Fiscalía, ambos acusados acudieron a un establecimiento de venta de electrodomésticos pero esta vez situado en Tomelloso, donde el acusado rompió el cierre metálico y la puerta de acceso al público, mientras que la acusada vigilaba la vía pública.



Como resultado lograron sustraer 2.300 euros en billetes y causando desperfectos por valor de 487 euros. Por otro lado, no ha quedado acreditado que los acusados fuesen los autores del robo acaecido en un bar de Tomelloso en la noche del 28 de junio de 2017.

Además de la pena de prisión los acusados tendrán que indemnizar al representante de la empresa de venta de electrodomésticos de Tomelloso con 2.787 euros.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre