La Viceconsejería de Medio Ambiente ha autorizado a la empresa Pequechín S.L., sita en el término municipal de Chinchilla de Montearagón (Albacete), a construir una nave de recría y una pequeña fosa externa para purines de hormigón, externalizándolas de la parcela de la explotación matriz. Esto no implica aumentar la capacidad de la misma, pues va a albergar los mismos animales pero más espaciados, “mejorando así el estatus sanitario de la explotación”.

Así consta en la Resolución de dicha Viceconsejería, que publica este jueves el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, por la que se otorga la autorización ambiental integrada para la modificación en dicha explotación porcina.



Y es que el departamento que dirige Agapito Portillo considera que este proyecto no necesita someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria por estimarse que no tiene efectos significativos en el medio ambiente, siempre que se cumplan las medidas ambientales y de seguimiento que propone el promotor y los requisitos ambientales que se desprenden del informe de impacto ambiental.


EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre