El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Albacete, con Vicente Casañ al frente, ha mantenido este viernes una reunión de trabajo con la portavoz del partido naranja en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo. En el encuentro se ha tratado la reciente aprobación del presupuesto del Consistorio para 2020, fruto de un consenso que tanto Casañ como Picazo han celebrado, destacando que «es el camino a seguir».

Casañ ha remarcado que «en las circunstancias complicadas que vive nuestra sociedad a causa del Covid-19 los responsables públicos debemos dejar a un lado nuestras legítimas diferencias y esforzarnos para llegar a acuerdos que sean buenos para las familias y las empresas, y eso es lo que estamos haciendo en Albacete». El alcalde ha recordado que el presupuesto municipal, de 153,6 millones de euros, incluye la dotación de casi 20 millones del llamado ‘Pacto por Albacete’, firmado el 19 de junio con el apoyo de todos los partidos, sindicatos, patronal y colectivos vecinales y que implica la puesta en marcha de medidas de apoyo a los hosteleros y comerciantes locales, iniciativas de reactivación de la economía y el empleo, impulso a infraestructuras y protección de las familias más vulnerables, entre otras medidas.

Amplio respaldo de vecinos y entidades



Picazo ha valorado que «Albacete vuelve a ser una referencia del consenso político», destacando que «a nadie se le escapa que allí donde Ciudadanos gobierna es más fácil que los políticos se pongan de acuerdo en beneficio de los vecinos». La líder regional del partido de Inés Arrimadas ha reivindicado que «las grandes medidas para hacer frente a la crisis sanitaria y económica que vivimos deben llevarse a cabo con consenso y desde el centro». Por ello ha valorado el trabajo que Casañ está desarrollando en la alcaldía de Albacete «liderando una política útil alejada de las viejas trincheras y centrada en ayudar a los vecinos con medidas sensatas que cuentan con un amplísimo respaldo».



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre