Una impresionante granizada ha cubierto de blanco la A-30 a la altura de Pozo Cañada y en la A-31 provocando retenciones debido a la circulación lenta de los vehículos, que incluso algunos llegaban a quedarse estacionados en el arcén ante la dificultad para continuar avanzando.

El granizo ha caído pasadas las 18:00 horas de la tarde de este jueves. Quedando limpia la carretera momentos después por la acción de la lluvia caída.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre