Efectivos de la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Pacprona), pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete, han denunciado a un vecino de la capital por hacer uso de un arma de aire comprimido dentro de un conocido polígono industrial, próximo a la capital albacetense.

Con motivo de los servicios propios de su especialidad, los integrantes de la Pacprona de la Benemérita detectaron la presencia de una persona que se ocultaba debajo de un árbol, dentro de una zona pública de un polígono industrial, portando lo que parecía ser un arma larga. Tras proceder a su identificación comprobaron que se trataba de una carabina de aire comprimido, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.



Esta persona manifestó a los agentes que intentaba abatir palomas debido al malestar causado por las defecaciones de estas sobre los vehículos, no llevando consigo la tarjeta de armas que debía acompañar a la carabina y que a su vez acreditara su titularidad.

Además del decomiso del arma, la Guardia Civil formuló dos denuncias por infracciones a la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, por portar un arma fuera de los lugares habilitados para su uso, así como por carecer un arma de la categoría 4ª de su tarjeta de armas expedida por el Ayuntamiento correspondiente.



El arma, una carabina de aire comprimido, del calibre 5.5 milímetros, ha quedado depositada en la Intervención de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil de Albacete y a disposición de la Subdelegación del Gobierno.

 



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre